| 11/22/2007 12:00:00 AM

Grupo Elektra venderá autos chinos en México

Como parte de la alianza, Elektra y Faw Group, acordaron construir en los próximos tres años una planta de ensamble en el estado occidental de Michoacán para producir los autos chinos en México a partir de 2010, que surtiría la demanda nacional y de Centroamérica.

México.- El grupo mexicano de tiendas al menudeo y de servicios financieros Elektra, anunció el jueves que en 2008 comenzará a vender en el país autos hechos en China y apoyará que se produzcan en México hacia el 2010.

Elektra informó en un comunicado que logró una alianza con First Automobile Works Group (Faw Group), uno de los mayores grupos automotrices de China, para comercializar sus vehículos a partir del primer trimestre del 2008 en México, en un intento por ampliar el mercado de autos en el país.

La inversión aproximada para la planta será de unos 150 millones de dólares durante tres años y se espera que se puedan ensamblar unos 100.000 vehículos anualmente.

Elektra aseguró que los precios de los autos de Faw serán entre 5% y 10% inferiores al promedio de los que ahora se comercializan en México, lo que "permitirá incorporar al mercado automotriz a grandes segmentos de la población que en este momento no son clientes de esta industria".

El grupo mexicano dijo que buscará hacer más accesible la adquisición de los autos chinos mediante financiamiento que dará Banco Azteca, su unidad financiera.

Elektra opera más de 1.700 puntos de venta en México, Guatemala, Honduras, Perú, Panamá, El Salvador y Argentina.

También ofrece servicios financieros y bancarios a través de sucursales de Banco Azteca en México, Panamá, Guatemala y Honduras.

Faw tiene sociedades con Volkswagen AG y Toyota.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?