| 6/5/2008 12:00:00 AM

Gremio de camioneros en Chile acuerda seguir en paro

Santiago de Chile.- El paro de los camioneros en Chile contra un impuesto que grava al petróleo seguirá de manera indefinida en todo el país y hasta que el Gobierno no acoja sus demandas, acordaron sus dirigentes la noche del miércoles, lo que tendría negativos efectos para la economía.

La decisión de extender la huelga, que suma dos días, se resolvió luego de que las bases y algunos dirigentes impusieron su posición y obligaron a la cúpula gremial a continuar con el paro, pese a que originalmente se había acordado finalizar la huelga en la medianoche del miércoles.

"En consulta a los directores de región, más las asociaciones gremiales y de base se acordó continuar con la movilización, en forma pacífica, en las bermas de las carreteras, esperando que el Gobierno de alguna señal," dijo Juan Araya, presidente de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile.

Desde el martes, miles de camiones permanecen detenidos en los costados de decenas de rutas del país, en protesta por el elevado valor del crudo y su gravamen específico, pese a que la presidenta, Michelle Bachelet, anunció a principios de semana la inyección de 1.000 millones de dólares a un fondo que subsidia los precios de los combustibles.

Sin embargo, la mandataria no hizo alusión en sus medidas a la posibilidad de eliminar o rebajar transitoriamente un impuesto específico que grava al diésel, una exigencia clave de los camioneros, tal como ocurrió con un impuesto a las gasolinas hace unos meses. Tras la decisión de seguir adelante con la huelga, algunos productos e insumos comenzarían a restringirse en ciertos puntos del país, admitió Araya.

"Después de ese plazo (48 horas en paro) comienza un desabastecimiento en algunos lugares," dijo el dirigente.

MILLONARIAS PERDIDAS
Imágenes de televisión mostraron largas filas de automovilistas en la ciudad de San Felipe, al noreste de Santiago, donde las estaciones de servicios ya no contaban con gasolina porque el paro ha impedido el normal abastecimiento por parte de los camiones que transportan combustible.

"Se estaba acabando las bencinas en las bombas, imagínese el caos que tenemos ahora," dijo un automovilista al canal 13. El ministro del Interior subrogante, Felipe Harboe, dijo a periodistas que actuarán con el máximo rigor de la ley si las manifestaciones "se confunden con hechos de violencia o con la interrupción del normal desarrollo del país."

"Eso es inaceptable y en aquellos casos nosotros vamos a actuar con la mayor severidad," agregó. En la asociación de exportadores miran con preocupación el paro, debido a que hay cientos de contenedores en los puertos del país sin poder ser transportados y debido a la huelga las pérdidas son de unos 30 millones de dólares para ese sector.

Al paro de los camioneros se sumó sorpresivamente el miércoles el transporte público en forma parcial en algunas regiones del país, aunque en la capital chilena la locomoción colectiva funcionó con normalidad. "Tengo un problema en la cadera, imagínese no puedo caminar seis kilómetros, es una inconsecuencia que el Gobierno no tome las medidas como corresponde," dijo un pasajero al canal estatal TVN, mientras esperaba un bus en la norteña ciudad de Coquimbo.

En medio de este panorama, la petrolera estatal ENAP informó el mayor incremento semanal en los precios de los combustibles en siete años y que se hará efectivo a partir del jueves. Chile, que importa casi la totalidad de sus combustibles, posee uno de los precios más caros para las gasolinas y el diésel en América Latina, según consultoras privadas.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?