| 6/1/2007 12:00:00 AM

Greenpeace ubicó a Lenovo en el primer puesto en Guía de productos ecológicos

Durante el año fiscal 2006 (que terminó en marzo del mismo año) la empresa administró y financió la eliminación adecuada de más de 15 mil toneladas de productos desechables, de los cuales menos del 1.71 por ciento fueron destinados a los botaderos de basura.

Bogotá.- Lenovo fue reconocida por Greenpeace por su protección del medio ambiente a nivel mundial. En el informe de abril del 2007 denominado “Guía de los Productos Electrónicos Ecológicos", Lenovo se ubicó en el primer puesto por sus políticas y prácticas ecológicas, entre un grupo de 14 empresas líderes en tecnología.


Iza Kruszewska, responsable de la Campaña antitóxicos de Greenpeace Internacional aseguró que Lenovo ha progresado considerablemente en tan sólo seis meses hasta llegar a alcanzar la posición líder en la clasificación y agregó que el comportamiento de Lenovo desafía a las otras empresas de la industria a seguir su camino en lo referente al progreso en la protección del medio ambiente.

Greenpeace ha reconocido la labor de esta compañía al asegurar que las sustancias químicas desaparezcan de sus productos y por el programa de reciclaje de los residuos que generan sus artículos al final de su ciclo de vida. En cuanto a las sustancias químicas dañinas para el medio ambiente, Lenovo se ha comprometido a la eliminación progresiva de los retardadores de llama con bromato y el PVC. Así mismo, se ha encargado de educar a sus clientes sobre la manera correcta de desechar los equipos que han cumplido su vida útil. 

Recientemente, el gobierno norteamericano le otorgó un reconocimiento por proveer computadores que no dañan el medio ambiente y también, el Instituto de Profesionales en Embalaje por diseñar un empaque totalmente reciclado y reciclable.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?