| 3/11/2010 3:15:00 PM

Grecia se paraliza por huelgas contra plan de austeridad

Grupos de jóvenes se enfrentaron a la policía en las calles del centro de Atenas el jueves mientras más de 30.000 personas marchaban por la capital durante una huelga nacional contra las medidas de austeridad del gobierno que paralizó a Grecia.

Atenas.- Jóvenes enmascarados golpeaban a policías en motos y derribaban a varios agentes de sus vehículos mientras agentes antidisturbios lanzaban gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento para dispersar a los revoltosos.

Previamente, jóvenes lanzaron piedras y bombas incendiarias a la policía y rompieron a martillazos los escaparates de tiendas, bancos, joyerías y teatros. También prendieron fuego a cubos de basura, destruyeron paraderos de autobuses y rompieron el mármol de edificios para usar como proyectiles.

La policía dijo que por lo menos nueve presuntos manifestantes fueron detenidos y dos agentes resultaron heridos.

La huelga del jueves _ la segunda en una semana _ paralizó virtualmente el país, dejando en tierra a todos los vuelos e inmovilizando el transporte público. Los hospitales estatales se quedaron tan sólo con personal de emergencia y se suspendieron los noticieros televisados a medida que muchos empleados iniciaron una huelga de 24 horas para protestar los recortes de gastos y las subidas de impuestos.
Las medidas de austeridad del gobierno fueron aprobadas para contrarrestar la enorme deuda en la que se ve sumergido el país.

Los agentes antidisturbios usaron gas lacrimógeno en enfrentamientos esporádicos con manifestantes, incluidos varios en la entrada del parlamento. Los manifestantes batían tambores y gritaban consignas como: "Ningún sacrificio por la plutocracia" o "Empleos reales, más sueldo". La gente colgó carteles en edificios de apartamentos que decían: "No más sacrificios, guerra contra la guerra".

Los jóvenes llevaban cascos y pasamontañas y amenazaron con frecuencia a los agentes de policía con piedras y cócteles molotov. Los comerciantes de las calles cerraron sus tiendas, mientras que, a varias manzanas, otros seguían sentados en terrazas de restaurantes, degustando su comida. Nubes de gas lacrimógeno cubrieron algunas calles, forzando a empresarios en trajes a correr para protegerse, con los ojos escociendo.

También se registraron algunos disturbios menos graves en Salónica, donde unas 14.000 personas marcharon por el centro de la ciudad.

El temor a que Grecia no pague su deuda ha reducido el valor del euro en los 16 países que comparten esa moneda. El gobierno griego ha quedado bajo una intensa presión de la Unión Europea para mostrar mejoras en su economía.


AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?