| 2/25/2009 12:00:00 AM

Grandes bancos de EE.UU. se preparan para prueba de estrés

WASHINGTON — Mientras la Casa Blanca ha comenzado a someter a "pruebas de estrés" a los bancos estadounidenses para juzgar su solidez y supervivencia en caso de que empeore la recesión, surgieron nuevas pruebas de que ha empeorado el mercado de la vivienda y que la ventas de casas de segunda mano bajó inesperadamente el mes pasado al nivel más bajo en casi 12 años.

Los reguladores bancarios esperan analizar las condiciones financieras de Citigroup Inc., Bank of America Corp. y otros más de 10 bancos que recibieron miles de millones de dólares del Departamento del Tesoro dentro de un plan de rescate de US$700.000 millones.

Las pruebas ayudarán a los reguladores a decidir si los bancos cuentan con capital suficiente — y en la proporción adecuada — para capear sacudidas económicas en los próximos dos años.

Las pruebas ayudarán a los reguladores a decidir si los bancos necesitarán más ayuda para aumentar el crédito consumidor, un ingrediente clave en el repunte económico.

En el sector de la vivienda, la Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces dijo el miércoles que la ventas de casas de segunda mano bajó el mes pasado un 5,3% a un ritmo anual de 4,49 millones, de 4,74 millones de unidades en diciembre. Fue la cifra más débil desde julio de 1997 y muy superior al leve aumento de las ventas pronosticado por los economistas.

El precio medio cayó a US$170.300 dólares, de US$199.800 dólares hace un año. Fue el precio más bajo desde marzo del 2003 y la segunda baja más pronunciada en los anales económicos del país.

A Wall Street no le gustó la noticia. El promedio industrial del Dow Jones, que había perdido unos 85 puntos antes del informe, cayó más de 150 puntos en la contratación de la mañana.

El presidente Barack Obama pidió que haya una fuerte regulación y supervisión del sector financiero para recuperar la confianza en los mercados.

En un discurso preparado para las próximas horas, el presidente exhortó al Congreso a aprobar "reglas de juego" que prevengan futuras crisis y exijan rendición de cuentas a los directivos financieros.

Obama se reunía con el secretario del Tesoro Timothy Geithner y dirigentes demócratas y republicanos de las comisiones de ambas cámaras encargadas de redactar las regulaciones.

Mientras tanto, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke regresó al Capitolio el miércoles por segundo día consecutivo, esta vez para comparecer ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes para exlicar el polémico plan de rescate bancario gubernamental.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?