| 5/11/2007 12:00:00 AM

Gore: Biocombustibles deben manejarse con cuidado

En su extensa presentación ante el Primer Congreso Americano de Biocombustibles que se realizó durante los últimos dos días en Buenos Aires, Gore dio un precavido respaldo a estas nuevas fuentes de energía renovable cuya producción en Latinoamérica es impulsada por los países desarrollados, en especial Estados Unidos.

Buenos Aires.- El ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore dijo el viernes que los biocombustibles pueden ser una gran alternativa al problema del calentamiento global pero advirtió que esta nueva tecnología deberá manejarse con cuidado para evitar que se produzca una destrucción innecesaria de bosques o se disparen los precios de los alimentos. 

"Cada solución potencial (al calentamiento global) debe ser manejada con cuidado y el peligro de los biocombustibles es que bosques extremadamente valiosos serán destruidos innecesariamente", dijo Gore al inicio de su exposición. "Otro peligro es que si no es manejada cuidadosamente, puede hacer subir los precios de los alimentos", añadió.

Durante su presentación --que estuvo apoyada en buena parte del material incluido en su reciente y exitoso filme documental "Una verdad inconveniente"-- Gore se explayó sobre las causas del calentamiento global y reprodujo con elocuencia los atemorizantes pronósticos de los expertos científicos. Pero también destacó la urgente necesidad de adoptar formas limpias de energía que permitan revertir los efectos humanos, económicos y geográficos del calentamiento.

"Si es llevada adelante de manera cuidada, la estrategia de producir más biocombustibles puede ser parte de la solución a la crisis climática sin causar otro daño al medioambiente, ya que estos combustibles con renovables", dijo Gore. "La ciencia y la tecnología están creando nuevas formas más eficaces de producir etanol", añadió. La segunda generación de biocombustibles está "cerca de ser perfeccionada y probablemente estará disponible en el mercado en 3 a 5 años".

Gore cerró así el Primer Congreso Americano de Biocombustibles, organizado con el objetivo de captar inversiones para el desarrollo de esta tecnología en la región.

La presión en el precio del petróleo y los efectos de los combustibles fósiles en el calentamiento global han llevado a los países desarrollados a explorar nuevas formas de energía. Estados Unidos tiene previsto recortar el consumo de gasolina en un 20% para 2017, mientras la Unión Europea impuso el uso obligatorio de un 5,75% de biocombustibles en el sector de los transportes para 2010.

Se estima que en 15 a 20 años los biocombustibles cubrirán el 20% de las necesidades mundiales de combustible. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea necesitan de las materias primas de América Latina para completar sus necesidades de bioenergía. Pero hasta ahora sólo Brasil --el segundo mayor productor de etanol del mundo-- ha comprometido su cooperación en la promoción hemisférica de los biocombustibles.

Según el presidente de la Fundación Interamericana de Desarrollo (FIAD), Juan Carlos Iturregui, el desarrollo de los biocombustibles le permitirá a Latinoamérica y el Caribe captar inversiones por entre 100.000 y 125.000 millones de dólares al año.

Pero la promoción del etanol y el biodiesel a nivel regional ha disparado la oposición los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Fidel Castro, que sostienen que un aumento en la producción de biocombustibles perjudicará las cosechas agrícolas y podría afectar la disponibilidad futura de alimentos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?