| 8/19/2005 12:00:00 AM

Google lanza su servicio de voz y mensajería a través de Internet

'Google Talk' es compatible con las redes de Jabber, como la de Apple, pero no con las de AOL, Yahoo! o Microsoft, líderes de este mercado

Google ha lanzado un servicio de mensajería instantánea que además de las charlas a través de texto también permite las conversaciones de voz. El programa que ofrece el buscador recurre a una red propia basada en el servicio de correo Gmail, pero sus usuarios pueden conectarse a otras redes de mensajería, como iChat de Apple o Gaim, pero a no la de Microsoft.



La competencia entre Yahoo!, Microsoft, AOL y Google se manifiesta con el nacimiento casi diario de nuevos servicios. El que hoy presenta el buscador más popular, llamado 'Google Talk', era esperado tras ser anunciado ayer en las páginas de Los Angeles Times. Se trata de un programa -que se publica en fase Beta o en pruebas- con el que Google entra en un mercado en el que todavía no estaba presente y en el que tendrá que trabajar duro para hacerse con parte de los usuarios que en la actualidad se mueven entre los servicios existentes de sus competidores, con años de experiencia en este campo.



Para descargar el programa, disponible en la actualidad sólo en inglés y para el sistema operativo Windows (2000, XP Home y Pro, y Server 2003), es necesario acudir a la dirección http://www.google.com/talk/. Una vez instalado, es necesario introducir una contraseña y un nombre de usuario de Gmail o de alguna de las redes compatibles. Si se hace lo primero, 'Google Talk' ofrece la posibilidad de mostrar como contactos a aquéllas personas con las que mantenemos correspondencia habitual a través del servicio de correo de Google.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?