| 4/22/2013 9:54:00 AM

Google defiende los pocos impuestos que paga en el Reino Unido

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, defendió hoy que la empresa minimice el pago de impuestos en el Reino Unido, pese a sus altos ingresos, con el argumento de que invierte mucho y crea empleo en el país.

En declaraciones a la BBC, Schmidt señaló que era legítimo reducir al mínimo el pago del impuesto de sociedades, lo que hace aprovechando lagunas legales pero "en total cumplimiento de la ley".

Google está entre varias empresas multinacionales, como Amazon y Starbucks, que fueron muy criticadas hace unos meses por la comisión parlamentaria de Cuentas Públicas por minimizar el pago de impuestos en el Reino Unido.

La compañía de servicios de internet pagó en 2011 solo seis millones de libras (unos 7 millones de euros) en impuesto de sociedades -que entonces tenía un gravamen del 26 %-, lo que fue tildado de "inmoral" por la comisión.

Mientras que, presionado por la opinión pública, la cadena de cafeterías Starbucks aceptó aumentar su factura impositiva, Schmidt insistió hoy, al ser preguntado por lo poco que pagó en 2011, en que su empresa estaba haciendo lo correcto.

"Claro que eso omite el hecho de que también empleamos a más de 2.000 personas e invertimos mucho en el Reino Unido", afirmó.

"Gran Bretaña ha sido un mercado muy bueno para nosotros -agregó-. Estamos posibilitando que negocios incipientes por valor de miles de millones de libras despeguen a través de nuestra red de anuncios y somos una elemento clave de la expansión del comercio electrónico que está impulsando buena parte del crecimiento económico del país".

Schmidt incidió en que había que considerar el asunto "en su totalidad" y señaló que "lo más importante" sobre el pago de impuestos es que Google "cumple totalmente con la ley". 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?