| 12/9/2008 12:00:00 AM

Gobiernos reemplazan a privados como fuente de riesgo

LONDRES- La elevada demanda de títulos públicos y el simultáneo aumento del costo de la protección por incumplimiento de pagos revelan una creciente sensación entre los inversores de que los Gobiernos están reemplazando al sector privado como la fuente principal de riesgo.

El costo de proteger la deuda de los Gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña del incumplimiento de pagos ha tocado su récord mientras ambas naciones -las dos mayores víctimas de la crisis del crédito- se embarcan en programas de gasto de gran escala para rescatar a bancos e industrias y revivir el consumo.

Si bien un incumplimiento real es improbable en los países grandes, los inversores están usando los contratos denominados "credit default swaps" (CDS) para cubrir su exposición en el creciente mercado de la deuda soberana, donde las alzas de precios han hecho bajar los rendimientos a mínimos en décadas.

"El sector privado se está haciendo menos (riesgoso) y los Gobiernos mismos son cada vez más riesgosos", dijo Alex Patelis, jefe de economía internacional de Merrill Lynch.

"Si duda, el efecto colateral de la expansión fiscal y otros programas de garantía, es incrementar el riesgo de los Gobiernos, lo que eleva los CDS", agregó.

El viernes pasado, los CDS a 5 años para la deuda pública británica llegaron a un récord de 125,3 puntos básicos, de acuerdo con CMA DataVision.

Morgan Stanley estima que este nivel de diferenciales indica una probabilidad de una en 10 de un incumplimiento en cinco años, asumiendo una tasa de recuperación de 40 por ciento.

Esto se compara con 103,22 puntos base para la gigante petrolera BP o de 137,7 puntos básicos para la farmacéutica GlaxoSmithKline.

"La calidad crediticia de la deuda del Gobierno británico está siendo reconsiderada", dijo Philip Saunders, gerente de cartera de Investec Asset Management.

"Si uno toma los CDS a valor facial, están diciendo que es mejor prestarle a Glaxo que al Gobierno de Gran Bretaña", dijo Saunders, refiriéndose al momento de este mes en el que los CDS de Glaxo se cotizaban a 110 puntos base.

Incluso sin un incumplimiento de pagos real, un inversor podría ver un evento cercano a eso, por ejemplo, un simultáneo declive de los mercados de activos de un país con una fuerte depreciación de la moneda, seguido de un período de alta inflación.

Saunders agregó que incluso sin el evento improbable de una cesación de pagos en Gran Bretaña, la libra esterlina podría descender fuertemente. "El riesgo cambiario es serio y los contribuyentes británicos tendrán que pagar", agregó.

Los CDS a cinco años para la deuda del Gobierno de Estados Unidos tocaron un récord de 68 puntos básicos el viernes. Esto se compara con los 79,83 puntos básicos de la cadena de hamburguesas McDonalds.

La subida de los CDS estadounidenses tuvo lugar después de los varios planes de Washington para rescatar a los bancos y otras firmas, para comprar papeles comerciales y valores hipotecarios y apuntalar a los fondos de mercados de dinero.

El costo potencial de los esfuerzos del rescate financiero de Estados Unidos asciende a más de 8 billones de dólares.

"Bienvenidos a un mundo en el que las posiciones fiscales relativas se convierten en un factor más dominante de los retornos de las monedas", dijo David Woo, responsable de cambios de Barclays Capital, en un informe.

"La posibilidad de que el Gobierno estadounidense pueda tener problemas para conseguir financiamiento para un paquete fiscal ambicioso y la tentación de que se vuelque a la Fed como prestamista, sin duda pesarán fuertemente sobre el dólar", agregó. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?