| 2/18/2009 12:00:00 AM

Gobierno uruguayo estima PIB de 10,6 % el 2008

(MONTEVIDEO)El gobierno anticipó que el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 10,6% en 2008 respecto a 2007, remarcando que el año pasado con el estallido de la crisis internacional "colapsó el paradigma neoliberal".

En un pasaje de la extensa memoria anual entregada al Congreso, se indicó que pese a todos los problemas del ámbito mundial, la economía de Uruguay creció.

"Ello supuso un manejo cuidadoso de los instrumentos de la política económica así como un fuerte compromiso del Estado y de los actores económicos y sociales. La tarea no fue fácil, pero la responsabilidad y el esfuerzo colectivo permitió acotar el impacto de la crisis y cerrar el año con un crecimiento previsto del PIB de 10,6%, estimado en base a datos disponibles en noviembre-2008", añadió.

"Según datos disponibles en octubre pasado, durante el período enero-setiembre de 2008 el PIB había crecido 13,2%, (contra igual período de 2007) la inversión privada en maquinaria y equipos mantenía un fuerte dinamismo y la demanda interna mostraba un sostenido aumento", dijo el gobierno entre otros elementos positivos.

En el documento se indica que a nivel mundial, el año 2008 marca el inicio de una crisis financiera de "características sin precedentes y cuya duración y consecuencias aún es arriesgado predecir".

"Entre tanta incertidumbre algunas cosas parecen claras: colapsó el paradigma neoliberal; se agotó el crédito de quienes creyéndose infalibles e inimputables actuaron con arrogancia e irresponsabilidad ....", concluye.

Señala que Uruguay "no es ajeno a esta compleja situación, pero no está inerme ni inerte ante la misma".

Pero indicó que al mismo tiempo se adoptaron medidas para preservar el trabajo y los ingresos salariales y frenar la inflación, superior al 9% en 2008.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?