| 6/22/2011 10:00:00 AM

Gobierno reitera beneficios a guerrilleros que se desmovilicen

El Gobierno reiteró que los guerrilleros de las Farc y del Eln que se desmovilicen recibirán beneficios mientras que a los integrantes de bandas criminales el único camino que les queda es el sometimiento a la justicia.

Bogotá - "A los integrantes de grupos como las Farc y el Eln, el Gobierno les brinda una salida con beneficios como es la desmovilización", señaló el ministro colombiano de la Defensa, Guillermo Rivera, desde el caserío Peñas Coloradas, en el departamento del Caquetá (sur).

Durante la presentación de una nueva campaña gubernamental con la que se pretende más desmovilizaciones, Rivera insistió en que "el camino de las bacrim (bandas criminales) es el sometimiento a la justicia".

Con esta nueva estrategia, que tiene como lema audacia y libertad, el Gobierno irá a buscar a los guerrilleros a las profundidades de las selvas del país.

Es así como habrá "puntos de encuentro" en la manigua para que los rebeldes de las Farc y del Eln, acudan a ellos y se den "una segunda oportunidad", según Rivera.

La ubicación se complementará con mensajes a través de emisoras, perifoneo, volantes y comerciales en medios de comunicación locales.

Entre los beneficios que tienen los alzados en armas que dejen los grupos a los que pertenecen, está el de educación, apoyo para conseguir empleos, capacitación para emprender negocios productivos propios y soporte en el proceso para reintegrarse a la vida civil, entre otros.

Según el Ministerio de la Defensa, desde que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, llegó al poder, el pasado 7 de agosto, se han desmovilizado 1.697 integrantes de grupos al margen de la ley.

En lo que va del año se han acogido al Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado, Pahd, del Ministerio de Defensa Nacional, 791 personas.

De otro lado, también hoy, el obispo de la ciudad colombiana de Montería (norte), Julio César Vidal, reveló que unos 5.000 integrantes de bandas criminales de todo el país están dispuestos a someterse a las autoridades.

Entre los dispuestos al sometimiento figuran los hermanos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, conocidos como "Los Comba", y Maximiliano Bonilla, alias ""Valenciano", algunos de los hombres más buscados de Colombia, y jefes de organizaciones del narcotráfico.

Esas y otras bandas criminales surgieron después de la desmovilización de más de 31.000 integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, paramilitares de la extrema derecha), entre 2003 y 2006, pues muchos miembros de esa organización, aliados con narcotraficantes, continuaron sus actividades delictivas.

 

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?