| 8/22/2007 12:00:00 AM

Gobierno pide a salvadoreños reincribirse a TPS en EEUU

El TPS ha permitido a los beneficiados aumentar mensualmente sus remesas familiares, que se han convertido también en el pilar de economías nacionales. En el 2006, las remesas alcanzaron una cifra récord de 3.315 millones de dólares y superaron los 2.830 millones del 2005.

SAN SALVADOR _ El gobierno exhortó a unos 234.000 salvadoreños que residen en Estados Unidos a reinscribirse cuanto antes al programa migratorio temporal, TPS por sus siglas en inglés, que les permite trabajar en suelo estadounidense.

"Ha comenzado oficialmente la campaña de reinscripción... es importantísimo que acudan lo más pronto posible" a los consulados para reinscribirse, dijo la viceministra para la atención de salvadoreños en el exterior, Margarita Escobar, al Canal 6 de la televisión local el martes.

La funcionaria explicó que el proceso de reinscripción al TPS, que permite laborar a salvadoreños en Estados Unidos, comenzó el martes y concluirá el 22 de octubre.

"Renovar ese TPS es una parte de la tarea, pero reinscribirse es la segunda y más importante, y eso ya depende del propio beneficiario", apuntó Escobar.

En otro esfuerzo por lograr una pronta reinscripción de los beneficiarios, el gobierno del presidente Tony Saca desplegó en Estados Unidos al menos 50.000 afiches y difundió mensajes en radio y televisión.

"Estaremos presentes con consulados móviles, a través de toda la red consular salvadoreña y nuestra embajada en Washington. Estaremos abiertos los fines de semana en los consulados y lo importante es decirles que lo haremos de manera gratuita", señaló Escobar.

El TPS fue otorgado por el presidente estadounidense George W. Bush tras los terremotos de enero y febrero del 2001 que devastaron a El Salvador. El nuevo permiso se extiende hasta marzo del 2009.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?