| 7/7/2006 12:00:00 AM

Gobierno de Morales pide un año más a Estados Unidos para un TLC

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo a la prensa que el actual gobierno "no puede comprometerse en negociaciones de largo plazo" cuando la Asamblea Constituyente definirá, a partir de agosto, un nuevo marco constitucional.

El gobierno del presidente Evo Morales quiere negociar un acuerdo comercial con Estados Unidos en un año, en tanto ha pedido a Washington ampliar unas preferencias arancelarias que ese país otorga a Bolivia.

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo a la prensa que el actual gobierno "no puede comprometerse en negociaciones de largo plazo" cuando la Asamblea Constituyente definirá, a partir de agosto, un nuevo marco constitucional.

 

En declaraciones conocidas el jueves, señaló que los asambleístas que reformarán la constitución definirán el modelo de acuerdo comercial con Estados Unidos.

 

El formato de tratado de libre comercio como el que negociaron Perú y Colombia no convence al gobierno izquierdista de Morales quien atribuyó a ese acuerdo la crisis en la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y la posible pérdida de mercados para la soya boliviana.

 

García Linera viajará a Estados Unidos la próxima semana para reunirse con autoridades y congresistas de ese país y gestionar la ampliación de las ventajas arancelarias que vencen a fin de año a pesar de que funcionarios estadounidenses anticiparon que es poco probable una prórroga.

 

"Hay dificultades, pero es una tarea que es necesario hacer", declaró el secretario general de la CAN, Alan Wagner, en una entrevista con el diario La Razón.

Bolivia exportó el pasado año con arancel cero a Estados Unidos ropa, joyas y muebles entre otras manufacturas por 358 millones de dólares, el 13% de sus ventas al exterior.

 

El mercado estadounidense genera más de 30.000 empleos que los empresarios temen perder.

 

Pero las relaciones entre Morales, instalado hace casi seis meses, y el gobierno de Estados Unidos son tensas por la cercanía del mandatario a Venezuela y Cuba y por sus frecuentes ataques verbales a la administración estadounidenses.

Hace poco el jefe de las políticas de la Casa Blanca contra los narcóticos, John Walters se quejó de la poca colaboración de la administración boliviana en la lucha contra los cultivos ilegales de coca.

Estados Unidos aprobó un sistema de preferencias arancelarias para Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia en la década pasada en el marco de un plan de cooperación conjunta en la lucha contra las drogas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?