| 7/2/2010 10:30:00 AM

Gobierno de Morales estudia nacionalizar una productora peruana de leche

Omar Fernández, máximo dirigente de la Federación de Regantes, una organización que administra servicios comunitarios de agua en Cochabamba y es afín al Gobierno de Morales, dijo que la empresa PIL "no puede estar en manos de una trasnacional".

La Paz.- El Gobierno de Evo Morales estudia la nacionalización de la Planta Industrializadora de Leche (PIL) Andina, filial del "Grupo Gloria" de Perú, que es la mayor productora de lácteos de Bolivia, informó hoy la prensa local.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Antonia Rodríguez, dijo que se analiza tomar esa medida en la firma, ante el pedido realizado en ese sentido por la Federación de Regantes, una organización gremial de la región de Cochabamba (centro). "Hay que estudiar. A través de la PIL se debe beneficiar a los bolivianos y si se nacionaliza tendrá que dar el mejor servicio", declaró la ministra, según los diarios.

El Grupo Gloria privatizó la empresa PIL en 1996 con una inversión de ocho millones de dólares y actualmente tiene plantas en La Paz (oeste), Cochabamba y Santa Cruz (oriente).

"La leche no puede ser un negocio, la leche es un alimento básico para la población. Los peruanos deben irse de Bolivia, se llevan cada año 10 millones de dólares", dijo Fernández, ex senador del partido de Morales en la legislatura 2006-2009, según el diario La Razón.

Actualmente, la administración del gobernante tiene un conflicto legal con una empresa peruana por la nacionalización en 2008 de la Compañía Logística de Hidrocarburos Bolivia (CLHB), que estaba participada por el Grupo Graña y Montero de Perú y la Oil Tanking de Alemania.

Los que fueron socios extranjeros de CLHB demandaron a Bolivia en un proceso de arbitraje internacional.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?