| 4/24/2009 12:00:00 AM

Gobierno listo para salvar a bancos tras examen de resistencia

(WASHINGTON)La Reserva Federal informó el viernes que, si la recesión empeora agudamente, el gobierno de Estados Unidos está preparado para rescatar a cualquiera de los bancos que pasaron por "pruebas de resistencia" y fueron considerados vulnerables.

El banco central, al bosquejar la metodología de las pruebas, señaló que a las 19 compañías que poseen la mitad de los préstamos en el sistema bancario estadounidense no se les permitirá fracasar, aún si tienen resultados pobres en las pruebas de resistencia o "estrés".

Por separado, en reuniones realizadas por todo el país, se informó a ejecutivos bancarios sobre sus resultados. Por ley, los bancos no pueden publicar los resultados sin el permiso del gobierno, pero Wall Street reaccionó con anticipación y la mayoría de las acciones financieras subió. El promedio industrial Dow Jones ganó casi 120 puntos en la jornada.

Las pruebas de resistencia fueron diseñadas para medir como le iría a los bancos durante una recesión mucho pero a la que espera la mayoría de los economistas. Pero la Reserva Federal dijo que un banco que necesite más capital para amortiguar pérdidas en préstamos durante su "escenario económico adverso" no sería considerado insolvente.

En cambio, tal banco —si no es capaz de recaudar dinero adicional de inversionistas privados— podría obtener financiación del fondo de rescate del Departamento del Tesoro.

Incluso si las pruebas mostraron que un banco necesita más capital, "no es una medida de la solvencia o viabilidad actual de la empresa", señaló la Fed en la descripción de la metodología de las pruebas.

En busca de combatir la peor crisis financiera desde la década de 1930, el gobierno ha comprometido más de US$11 billones en préstamos, inversiones y otras medidas para apuntalar las instituciones en problemas y estabilizar el sistema bancario.

Durante meses, funcionarios han aplazado responder preguntas sobre el sistema bancario, diciendo que están esperando los resultados de las pruebas de resistencia.

La demora ha llevado a los inversionistas a preocuparse: si los resultados muestran que todos los bancos están fuertes, será visto como un encubrimiento y no será tomado en serio. Sin embargo, una vez que los inversionistas distingan los bancos más fuertes de los bancos débiles, podrían comenzar a liquidar acciones de los grupos que siguen estables pero podrían tambalearse si empeora la recesión.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?