| 11/23/2007 12:00:00 AM

Gobierno ecuatoriano dice que Congreso debe entrar en receso

La Asamblea, dominada por una amplia mayoría oficialista --80 de un total de 130 integrantes--, debe instalarse el jueves con la misión de redactar una nueva Constitución, la vigésima de la época republicana. En declaraciones a la red de televisión Teleamazonas, señaló que "no creo que haya que cerrar el Congreso, creo que debe mantenerse vigente, creo que los parlamentarios deben pasar a tener un receso".

Quito.- La Asamblea Constituyente no debe cerrar el Congreso, pero debe declarar un receso de los parlamentarios dijo el viernes el ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, quien aseguró que los asambleístas oficialistas tendrán "pleno derecho" a discrepar con el Ejecutivo.

Larrea, que no precisó el tiempo de tal receso, afirmó que la Asamblea Constituyente tiene el poder de declarar un receso legislativo porque es una Asamblea de plenos poderes y porque "el poder constituyente predomina sobre el poder constituido, es la norma internacional del derecho".

Un tercio de los diputados del Congreso unicameral de 100 legisladores, dominado por una mayoría opositora, conformó el Frente de Defensa de la Democracia para evitar que el Congreso deje de funcionar, mientras trabaje la Asamblea, aduciendo de producirse eso sería un atentado a la democracia.

Quien se da por descontado que será presidente de la Asamblea, Alberto Acosta, del bloque oficialista, ha insistido en la necesidad de que los diputados deben ser cesados en sus funciones, criterio coincidentes al del presidente Rafael Correa.

Al perfilar la relación asambleístas del bloque de gobierno y el régimen, Larrea dijo que el ejecutivo tiene criterios sobre lo que debe ser la nueva constitución "pero de ninguna manera son imposiciones, la asamblea tiene todo el derecho de fijar el nuevo marco jurídico del país".

Consultado si los asambleístas tendrán derecho a discrepar con el gobierno, afirmó que "claro que si" y señaló que "los asambleístas tendrán plena libertad de votar conforme a su conciencia".

Una parte de los asambleístas opositores, que lucen desarticulados y sin propuestas claras para la Asamblea, no acudieron el jueves a una reunión del pleno de los 130 constituyentes. Uno de ellos, Pablo Lucio Paredes, advirtió que lo que va a desnaturalizar la Asamblea será que el gobierno someta a ese órgano temas coyunturales "y en consecuencia el tema constitucional se volverá secundario".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?