| 9/24/2010 12:40:00 PM

Gobierno de Ecuador pretende que bancos usen reservas para compra de bonos

El Gobierno de Ecuador preparó un proyecto de ley con el que pretende que los bancos del país puedan usar sus reservas de capital para la compra de bonos públicos, en lugar de mantenerlas líquidas en el Banco Central, según informó hoy.

Quito.- De acuerdo con la propuesta legislativa, que está en debate en la Asamblea Nacional, las entidades financieras podrían invertir hasta un 75% de esas provisiones, conocidas también como "encaje", en títulos públicos a corto plazo, de acuerdo con el ministro de Finanzas, Patricio Rivera.

Así, mientras en Estados Unidos y en Europa las agencias reguladoras están incrementando el volumen de reservas que deben mantener los bancos para evitar otra crisis financiera como la de los últimos años, el proyecto del Gobierno de Ecuador debilitaría esas reservas, al hacerlas menos líquidas.

Rivera dijo confiar en la gestión de riesgo de los bancos, que deberán decidir si invierten en esos bonos o no, así como en la regulación por parte del Banco Central.

El ministro explicó en un encuentro con la prensa que el objetivo del proyecto es "que exista demanda para los títulos (públicos) a corto plazo" y con ello desarrollar el mercado de valores ecuatoriano.

Ecuador volverá a emitir el próximo año bonos del Tesoro a un vencimiento menor que un año, de acuerdo con Rivera, pese a que el actual presidente, Rafael Correa, criticó cuando era ministro de Economía el uso de los llamados Certificados de Tesorería (Cetes), que eran precisamente bonos a corto plazo.

Rivera dijo que las objeciones de Correa se debían a que los Cetes "no estaban adecuadamente reglamentados" y señaló que el Gobierno prevé que los bancos inviertan unos US$300 millones de sus reservas en los nuevos títulos, una vez que se apruebe el proyecto de ley.

En Ecuador, los bancos privados tienen la obligación de dejar por lo menos un 2% del valor de los depósitos en una cuenta en el Banco Central, que no les paga ningún interés por ello.

En julio pasado el encaje era de US$346 millones, ya que el volumen de depósitos se situaba en unos US$17.000 millones, según datos del ministerio de Finanzas.

Esa reserva es necesaria para responder a cualquier emergencia o demanda extraordinaria de dinero por parte de los clientes.

Si un banco tuviera un 75% de ese volumen invertido en bonos públicos, el máximo que autoriza el proyecto de ley, debería encontrar rápidamente a un comprador para responder a esa demanda.

Rivera enfatizó que actualmente en la caja del Ministerio hay US$527 millones, por lo que "Tesorería tiene posibilidad de recompra de todos esos títulos".

El ministro indicó que el Gobierno podría emitir bonos del Estado a corto plazo no sólo para permitir a los bancos canalizar parte del encaje, sino "en casos cuando por alguna razón requiera liquidez".

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?