| 2/14/2008 12:00:00 AM

Gobierno dio por terminada licitación para adjudicar concesión de tierras en Carimagua

Así lo anunció el Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, quien anunció que el Gobierno decidió nombrar una comisión de expertos para que, en dos meses, emita concepto sobre lo que se debe hacer con las 17 mil hectáreas de la finca, localizada en los Llanos Orientales.

Bogotá.- El Gobierno Nacional dio por terminado el proceso de licitación pública, que estaba previsto para el próximo 21 de febrero, el cual buscaba adjudicar la concesión de tierras en la hacienda Carimagua, por parte de la empresa privada.

Así lo anunció este miércoles el Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, quien indicó que la decisión se tomó para darle más transparencia al proceso.

“Hemos tomado la decisión de pedirle al ICA y al Incoder que den por terminada la audiencia pública, la convocatoria pública que estaba prevista para el próximo 21 de febrero, para adjudicar la explotación de esa finca (Carimagua) a una empresa”, dijo el Ministro de Agricultura.

En ese sentido, el Ministro Arias anunció que con el fin de aliviar la situación de los desplazados del país y escoger el mejor camino para el campo colombiano, se conformó una comisión de expertos encargada de analizar el caso.

“Hemos conformado una comisión de expertos integrada por los doctores Gabriel Rosas, Roberto Junguito, Juan Carlos Echeverri, Ramiro Tafur y Miguel Sierra, para que en un lapso de máximo dos meses le digan a Colombia cuál es el mejor camino que debe seguirse con fincas como las que estamos debatiendo”, precisó Arias.

El jefe de la Cartera Agropecuaria afirmó que, a pesar de que piensa que a los desplazados hay que darles tierras pero en condiciones fáciles para sembrar, cerca de los centros de consumo y con fácil acceso a la infraestructura de los servicios públicos, se someterá a lo que esta comisión de expertos recomiende.

Además, puntualizó que durante los próximos meses, el Gobierno Nacional estará informando a los órganos de control sobre el debate, la decisión y recomendación que tome esta comisión de expertos.

Así mismo, anunció que se estará informando todo el tiempo al Gobernador del Meta, al alcalde de Puerto Gaitán, a las autoridades locales, departamentales, sobre el desarrollo del caso.

A su vez, Arias Leiva expresó que si los órganos de control aceptaran que lo que hay que hacer en Carimagua es promover el desarrollo empresarial, se buscará que “todos los recursos provenientes de esa finca, que le corresponden al Estado, vayan a nutrir el fondo para la compra de tierras a las familias desplazadas por el narcoterrorismo”.

Así mismo, dijo que el Gobierno continuará entregándoles tierras a las familias desplazadas el país.

“Entre tanto, vamos a continuar entregándoles tierras a las familias desplazadas como, por ejemplo, con los 60 mil millones de pesos que hemos dispuesto en convocatorias para que sean los mismos desplazados los que nos propongan las fincas que ellos quieren trabajar y que quieren habitar, y les podamos comprar esas fincas que ellos quieren a todos los desplazados de Colombia”, aseveró.

El Ministro Arias dijo que está convencido que el Gobierno Nacional no debe deshacerse ni desprenderse del predio Carimagua, y que éste tampoco se debe entregar a familias desplazadas por el narcoterrorismo, sino promover allí desarrollos empresariales que generen mucho empleo en la región.

“Estoy convencido que entregarles tierras como la que hay en Carimagua a familias desplazadas es engañar al país y engañar a los desplazados. Es meterlos en más problemas de los que tienen”, concluyó.

Condiciones de predio
El predio Carimagua cuenta con 22 mil hectáreas distribuidas de la siguiente forma: 5 mil hectáreas de propiedad del ICA y administradas por Corpoica, en donde se encuentra toda la infraestructura como oficinas, instalaciones, laboratorios y pista de aterrizaje. Y 17 mil hectáreas cedidas por el ICA a Incoder, sin ningún tipo de infraestructura, vías o servicios públicos.

De estas 17 mil hectáreas, 6 mil tienen ecosistemas estratégicos, como bosques de galería, humedales, entre otros, que no se pueden tocar. Y las otras 11 mil hectáreas son cultivables, pero con enormes limitantes físicos y químicos de uso del suelo.

 

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?