| 1/31/2007 12:00:00 AM

Gobierno dialoga con empresarios de Nicaragua

El vicepresidente fue delegado por Ortega a atender todo lo relacionado con las inversiones privadas, nacionales y extranjeras, la banca privada y los organismos internacionales tanto multilateral y de financiamiento como de cooperación externa.

Managua.- El vicepresidente Jaime Morales Carazo ofreció el miércoles a la empresa privada "paz, tranquilidad, confianza y estabilidad" con el objetivo de combatir la pobreza.

Morales Carazo, que fue nombrado por el presidente Daniel Ortega como el principal canal de comunicación con el sector privado, se entrevistó con representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) del cual es fundador.

"Combatir la pobreza lo compartimos plenamente, y nos corresponde a nosotros (el gobierno) darles apoyo porque estamos convencidos de que generan ingresos y trabajo, verdadero motor del proceso de desarrollo", declaró al concluir la reunión.

Es además asesor directo del presidente en el área de la industria turística, de las maquilas y el medio ambiente. El presidente del Cosep, Erwin Krüger, dijo que Morales Carazo les aseguró que el gobierno "respetará el sistema de propiedad privada, el sistema de libre empresa, la economía de mercado".

Agregó que les aseguró además que el nuevo gobierno trabajará con el Fondo Monetario Internacional, que garantizará un gasto publico ordenado y mantendrá el equilibrio macro económico.

"Eso nos indica que hay tranquilidad para continuar invirtiendo y para continuar activando la economía", dijo.

Agregó que la conversación ocurrió "dentro de un ambiente de mucha franqueza, mucha camaradería, más bien entre empresarios, porque él siempre ha sido un empresario, ha sido banquero, ha sido promotor de inversiones".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?