| 5/6/2011 4:40:00 PM

Gobierno brasileño quiere que Petrobras controle los precios del etanol

El Gobierno de Brasil quiere que Petrobras aumente su producción de etanol para poder controlar los precios de este combustible vegetal a través de la petrolera estatal, dijo hoy el ministro de Minas y Energía, Edison Lobão.

Brasilia - El ministro afirmó que Petrobras actualmente produce el 5 por ciento del etanol del país y dijo que "en tres o cuatro años" va a pasar a fabricar entre el 10 y el 15 por ciento del volumen del combustible hecho en Brasil.

"Hemos adoptado la política de una presencia más agresiva de Petrobras en la producción de etanol. Así Petrobras se va a transformar definitivamente en un regulador eficiente de los precios del etanol", dijo Lobão en declaraciones a periodistas.

La preocupación del Gobierno atiende al fuerte aumento de los precios experimentados por el etanol desde comienzos del año, lo que se debe a un descenso de la oferta en el periodo entre cosechas, según las autoridades.

El Gobierno obliga a mezclar el etanol con la gasolina común a razón del 25% y este también puede ser quemado puro directamente por gran parte del parqué automovilístico del país.

En la última cosecha se produjeron cerca de 27.500 millones de litros de etanol en todo Brasil y este volumen se va a mantener estable este año, según los cálculos de la patronal Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica).

Petrobras posee diez ingenios para la molienda de caña de azúcar, con una capacidad para destilar 942 millones de litros de etanol por año y también tiene inversiones en el área de transporte y logística del combustible, según los datos de la empresa.

El actual plan de negocios de la compañía prevé la inversión de US$1.900 millones entre 2010 y 2014 para alcanzar en ese año la producción de 2.600 millones de litros de etanol.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?