| 6/20/2008 12:00:00 AM

Gobierno de Brasil mantendría meta inflación hasta 2010

Brasilia.- Con un escenario de presión global de los precios, el Gobierno de Brasil mantendría hasta el 2010 su meta de inflación de un 4,5 por ciento anual, pese a ser considerada alta, para evitar que el cumplimiento de una menor obligue a subir aún más las tasas de interés.

Los pronósticos son de que la inflación del país superará en el 2008 esa meta, vigente desde el 2005 y vista como elevada, pero quedará dentro del margen de tolerancia de dos puntos porcentuales también adoptado. El Consejo Monetario Nacional (CMN) se reunirá a finales de mes para confirmar la meta del 2009, asimismo de un 4,5 por ciento, y determinar, como preve la ley, la del 2010.

La mayoría de los economistas prevé que, ante la incertidumbre sobre el futuro inmediato de los precios de las materias primas, no se justifica el costo de establecer un objetivo más ambicioso o reducir el margen de tolerancia. "Estamos ante un ciclo global de inflación, y también de un ciclo global de ajuste monetario que se debe estar iniciando, y creo que es natural y comprensible que los gobiernos, de cualquier país del mundo, no tengan interés en cambiar mucho la meta de inflación hacia abajo," dijo el economista jefe del banco Bradesco, Octavio de Barros.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Brasil, ante las presiones inflacionarias, elevó en un total de 100 puntos básicos la tasa de interés referencial, Selic, en sus últimas dos reuniones ordinarias, en abril y junio.

La tasa, ahora de un 12,25 por ciento, es una de las más elevadas del mundo, y el mercado financiero espera que cierre el 2008 en un 14,25 por ciento, según un sondeo semanal del Banco Central. El CMN -integrado por los ministros de Hacienda y Planeamiento y el presidente del Banco Central- decidirá sobre las metas en medio del ajuste monetario y previsiones de que la inflación superará el centro de la meta este año.

Según el sondeo del Banco Central, el mercado espera que la inflación medida por el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) termine el 2008 en un 5,8 por ciento, para caer en el 2009 a un 4,63 por ciento. "Creo que el Gobierno va a mantener (la meta de inflación en un 4,5 por ciento anual)," dijo Carlos Thadeu de Freitas, un ex director del Banco Central. De Freitas indicó que el IPCA puede cerrar el año casi en el tope del margen de tolerancia y no hay perspectivas de una mayor desaceleración de los índices de inflación corriente.

En esas circunstancias, "cualquier movimiento de la meta ahora hacia abajo podría desencadenar un alza mayor de las tasas de interés," agregó.

OPORTUNIDAD PERDIDA
La meta de inflación de Brasil supera las de la mayoría de los países que utilizan ese régimen, aunque algunos tienen dificultades para cumplirlas. En Gran Bretaña, la meta central es de un 2 por ciento, y en México de un 3 por ciento. Los analistas dicen que Brasil debe trabajar, a largo plazo, para reducir su meta y el margen de tolerancia, y algunos creen que perdió una oportunidad de hacerlo en el 2007.

Hace un año, cuando la economía gozaba de un buen panorama de los precios, el CMN discutió la posibilidad de reducir la meta de inflación, pero prevaleció la tesis de mantenerla, defendida por el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

"En aquella circunstancia se hubiera podido cambiar la meta a un 4 por ciento, con un techo de dos puntos," dijo Tomás Málaga, economista jefe del Banco Itaú. "Como la inflación estaba abajo de ese límite, hubiera sido muy fácil para el Banco Central mantenerla, y eso hubiera ayudado mucho a tansitar con una inflación más baja. Creo que fue un error," agregó.

Mantega dijo esta semana que el Gobierno sigue comprometido en mantener la inflación en la trayectoria de las metas y previó que el IPCA quedará este año por debajo del techo del margen de tolerancia, de un 6,5 por ciento, y se desacelerará en el 2009, aproximándose al 4,5 por ciento. Para Zeina Latif, economista jefe del Banco Real, el Gobierno debería practicar una reducción de la meta, aunque simbólica, de 0,25 puntos porcentuales.

"Creo que valdría ese esfuerzo, los choques probablemente ya no van a estar presentes en el 2010, pero no me parece que esté en la agenda del Gobierno hacer un esfuerzo adicional," afirmó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?