| 9/12/2007 12:00:00 AM

Gobierno boliviano molesto con minera suiza Glencore

A esa multinacional el presidente Evo Morales le expropió en febrero una fundidora porque supuestamente la compra de la planta a anteriores propietarios fue fraudulenta. Entonces, Glencore no descartó recurrir a tribunales en caso de no lograr una indemnización por la metalúrgica que fue del Estado hasta 1999.

La Paz.- El gobierno de Bolivia expresó su "malestar" con la multinacional suiza Glencore por la comercialización de 2.500 toneladas de estaño metálico boliviano en mercados de Europa.

"Estamos muy molestos porque (Glencore) ahuyenta a los compradores de nuestros metales", declaró el miércoles a periodistas el ministro de Minería, Luis Alberto Echazú.

Dijo que la compañía envió cartas a potenciales compradores alertándoles de una posible "incautación" y atribuyéndose la "propiedad" del cargamento.

Echazú dijo que le extraña el accionar de la empresa a pesar de un acuerdo con el gobierno para negociar la situación de la fundidora Vinto, situada en departamento andino de Oruro, a 160 kilómetros al sur de La Paz.

Las partes se concedieron un año de plazo y en caso de no lograr acuerdos recién apelarían a un arbitraje. "Vemos una contradicción entre esas reuniones y lo que están haciendo los personeros de Glencore", dijo.

La compañía es una las mayores comercializadoras de minerales en el mundo y opera otras minas en Bolivia a través de su subsidiaria Sinchi Wayra.

Según Echazú, las 2.500 toneladas de estaño metálico tienen un valor en el mercado de 26 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?