| 12/1/2015 12:00:00 PM

Gobierno analiza implicaciones de fallo que tumba ahorro en fondo de combustibles

El gobierno colombiano está revisando el fallo de la Corte Constitucional que dejó sin piso el mecanismo de ahorro en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (Fepc).

El fallo declaró inconstitucionales algunos artículos de la mini reforma tributaria de 2014 que permitían acumular recursos en la Fepc.

El fondo busca guardar recursos en épocas de gasolina barata para subsidiar los precios cuando el costo internacional aumenta. De acuerdo con el gobierno en dos de cada tres días el fondo ha desahorrado y en uno ha captado recursos lo que llevó a que acumulara déficit en los últimos años.

"El gobierno siempre acata las decisiones de las cortes. Sin embargo, las implicaciones son lo que estamos estudiando", dijo el Ministro de Minas, Tomás González.

El fallo sostiene que los artículos que permitieron establecer la contribución fueron incluidos en una ley para financiar el presupuesto de 2015 cuando no iban a ser utilizados para pagar el presupuesto de forma directa. Adicionalmente, agrega que la propuesta se incluyó en los debates de plenarias y no desde la primera discusión lo que implica un procedimiento errado.

El Ministerio de Minas asegura que el fallo no está cuestionando la posibilidad de que se establezca un mecanismo para financiar el fondo ni la existencia del mismo.

Es la segunda vez que el alto tribunal se pronuncia sobre este tema. Hace un par de años eliminó la contribución al fondo al considerar que debía ser el Congreso el encargado de aprobarla y no el gobierno por tratarse de un tributo.

Los precios de la gasolina caerán $87 en diciembre con lo cual el precio de referencia para Bogotá será de $7.818 por galón. Por su parte, el precio del Acpm cae en $124 y se ubica en $7.469.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?