| 5/31/2012 9:35:00 AM

Gobierno afirma haber entregado un millón de hectáreas en tierras

El Presidente Juan Manuel Santos resaltó este miércoles que en lo corrido de su Gobierno se han formalizado cerca de un millón de hectáreas de tierra a los campesinos del país.

"Esto, sumado a las 900 mil, casi un millón de hectáreas que durante este Gobierno hemos formalizado, está generando un cambio hacia la equidad social en nuestro campo", indicó al hacer referencia a las 14 mil solicitudes de restitución de tierras que se han recibido a la fecha, sobre más de un millón de hectáreas.

"Y ojo, para que no nos malinterpreten después: he dicho que estas tierras las hemos 'formalizado' -no 'restituido'–, es decir, las hemos entregado con título en mano a los campesinos", agregó el Jefe de Estado durante su intervención en la Asamblea Anual de Fedepalma, realizada este miércoles en Bucaramanga.

Añadió que las reclamaciones de tierras vienen de parte de colombianos que antes no se atrevían a reclamar, y consideró que eso "es un gran paso hacia la reconciliación de nuestra Patria".

"Los primeros fallos de esas reclamaciones deberán proferirse en los próximos meses por parte de los jueces agrarios, en cumplimiento de un deber histórico: devolverles a los despojados lo que les arrebató la violencia", manifestó el Presidente.

Dijo que esos esfuerzos jamás podrán considerarse como 'tiempo perdido' y que todo lo contrario: "¡Es un tiempo ganado para la justicia y para la reconciliación del país!".

A los agricultores honestos y los empresarios de bien, el Mandatario les garantizó que "pueden estar tranquillos, porque nada de esto ha sido ni será excusa para afectar a los dueños y poseedores de tierras que han actuado de buena fe".

Y agregó que "ha sido muy gratificante encontrar a unos empresarios comprometidos con el campo y con sus habitantes".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?