| 4/23/2009 12:00:00 AM

GM anuncia cierres temporales en EE.UU. y en México

(DETROIT)General Motors Corp. empezó a anunciar a sus trabajadores planes para cerrar 13 plantas de ensamblaje en Estados Unidos y en México, algunas durante más de dos meses, y el despido de más de 26.000 obreros.

Los cierres, que comenzarán en mayo, variarán entre tres semanas en algunas fábricas, hasta 11 semanas en otras.

Más de 26.000 obreros y empleados serán echados en las plantas de ensamblaje, pero habrá otros miles de despidos en plantas de motores, transmisiones y estampado de partes, anunció Troy Clarke, presidente de GM en América del Norte.

Clarke no dijo cuantos obreros exactamente serán echados, o si algunas de las plantas serán cerradas para siempre.

Entre las plantas que serán cerradas de manera temporal figura una en Silao, México.

Según el dirigente sindical Enrique Flores, GM le dijo que la fábrica de Arlington, Texas, cerrará durante nueve semanas desde el 11 de mayo hasta el 13 de julio. La planta produce el Chevrolet Suburban y otros modelos grandes.

Otros dirigentes sindicales dijeron que los habían convocado a reuniones para discutir cambios en la producción.

Fuentes conocedoras de los planes de GM dijeron el miércoles que la mayoría de las plantas estarán cerradas entre mayo y julio.

Miles de obreros podrían ser despedidos pero recibirán la mayor parte de su paga porque el contrato firmado por la empresa con el sindicato United Auto Workers requiere que GM aporte gran parte de la diferencia entre la compensación estatal por desempleo y sus salarios.

El cierre podría ser catastrófico para muchos suministradores de repuestos y partes que se encuentran ya al borde de la bancarrota debido a las reducciones anteriores. Durante el cierre, los proveedores no podrán despachar repuestos a GM y perderán unos ingresos de crítica importancia.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?