| 6/20/2007 12:00:00 AM

Global Securities recibe calificación AA-

Se destaca el respaldo que tiene la firma comisionista de un grupo internacional con presencia en Estados Unidos, Suiza y México. Según la calificadora, la administración de riesgo, la capacidad operativa, la estructura financiera y la eficiencia de la institución es alta.

Bogotá.- Por su fortaleza en la administración de portafolios, Global Securities Comisionistas de Bolsa (GSCB) recibió de una calificación de AA-.

Así lo determinó la Sociedad Calificadora de Valores Duff & Phelps, al establecer que la calificación obtenida por esta firma comisionista “significa que la evaluación de factores que incluyen primordialmente fortalezas y debilidades de la administración de riesgo, capacidad operativa, estructura financiera, así como la eficiencia y filosofía gerencial de la institución es alta”.

De acuerdo con Duff & Phelps, entre las razones para otorgar esta calificación está el compromiso de las directivas y de los accionistas, más el respaldo del grupo internacional Global Securities Group (GSG), para el mejoramiento continuo de la firma.

En ese escenario, la sociedad calificadora destacó que al ser parte de GSG, Global Securities Comisionista de Bolsa cuenta con el respaldo de un grupo con amplia trayectoria en el manejo de recursos de terceros en el mercado externo, cuyas sedes se encuentran en Estados Unidos, Suiza y México.

Según la calificadora, entre las fortalezas de esta firma comisionistas se destaca la calidad, el control y la supervisión que realiza en cada una de las etapas del proceso de inversión, así como el desarrollo de una políticas de riesgo establecidas en los más altos niveles de la organización.

En la actualidad, GSCB tiene oficinas en Medellín, donde funciona la casa matriz de operaciones, Bogotá y acaba de abrir su sede en Cali.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?