| 8/13/2008 12:00:00 AM

Georgia denuncia que tanques rusos en Gori violaron tregua

TIFLIS _ Las autoridades de Georgia denunciaron el miércoles que decenas de tanques rusos ingresaron a la estratégica ciudad de Gori y tomaron una base militar en Georgia, en violación de una tregua negociada por la Unión Europea para acabar con un conflicto militar de seis días que ha desplazado a unas 100.000 personas.

Rusia negó de inmediato la versión de sus tanques, pero admitió que algunos soldados rusos entraron a la importante ciudad georgiana de Gori.

Testigos en las afueras de Gori dijeron que decenas de camiones militares y vehículos blindados rusos se dirigían de Gori hacia el sur, alejándose de la provincia separatista de Osetia del Sur.

La tregua requiere el retiro de las fuerzas rusas a sus posiciones anteriores al estallido del conflicto la semana pasada.

La imputación georgiana fue lanzada menos de 12 horas después de que el presidente de Georgia aceptó un cese de hostilidades negociado por Francia a nombre de la Unión Europea.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, dijo que Rusia estaba suspendiendo su acción militar porque Georgia había pagado lo suficiente por su ataque del jueves pasado en Osetia del Sur.

El plan de paz europeo, que buscó que ambas partes regresaran a sus posiciones originales, se topó con la realidad implacable del predominio ruso en el campo de batalla. Además de las fuerzas rusas que entraron en Gori, Georgia perdió también su última fortaleza en otra provincia separatista, Abjasia.

Unos 50 tanques ingresaron a Gori alrededor de las 9.45 locales (0545 GMT), aseguró el jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexander Lomaia.

La ciudad de 50.000 habitantes está junto a la única carretera importante entre el este y el oeste de Georgia y a unos 25 kilómetros (15 millas) al sur de la frontera con Osetia del Sur, una provincia separatista donde ha ocurrido la mayoría de los combates.

Un equipo de The Associated Press Television News (APTN) vio algunos vehículos blindados rusos la mañana del miércoles cerca de una base militar en Gori. Nubes de humo en el lugar parecían indicar alguna acción militar.

Un fotógrafo de The Associated Press vio tropas rusas y dos vehículos blindados en las afueras del norte de la ciudad. Su conductor se acercó aún más por un camino hasta que se encontró con voluntarios del ejército ruso, quienes le advirtieron que las fuerzas rusas atacarían Gori pronto.

El fotógrafo y su conductor se retiraron al sur, pero no escucharon ningún bombardeo de inmediato.
 
 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?