| 8/21/2012 3:00:00 PM

George Soros se lanza a una aventura con los diablos rojos

Dicen que son 700 millones los que siguen contra viento y marea al Manchester United. Uno de ellos parece haber ido más lejos: compró una participación millonaria del equipo de fútbol inglés.

Pero ¿qué llevó al multimillonario estadounidense de origen húngaro a poner su dinero en el club del norte de Inglaterra?

El Fondo de Inversiones de Soros compró alrededor de 3.1 millones de acciones clase A del club, según la Comisión de la Bolsa y Valores de Estados Unidos.

Las acciones de Soros representan 1,9% del capital total del club, lo que equivale a alrededor US$40,7 millones, de acuerdo con el precio de cierre de las acciones del lunes.

El debut en Wall Street, a inicios de agosto, del Manchester United, le colgó al club una etiqueta con un precio que supera los US$2.300 millones.

Esa suma lo convierte en uno de los clubes deportivos con mayor valor de mercado en el mundo.
Expertos aseguran que Soros se pudo haber visto atraído por los jugosos acuerdos de derechos mediáticos de los diablos rojos.

"Eso pudo haber sido clave en el fortalecimiento de la marca 'Manchester United' y en el creciente mercado de los derechos de transmisión de la Liga Premier de Inglaterra", señaló Philip Hall, representante de Inner Circle Sports, un banco de inversiones enfocado en la industria del deporte.

"Se prevé que los derechos domésticos aumentarán 70% en la temporada 2013-2014 y los derechos de (transmisión de) los medios de comunicación internacionales, que se darán a conocer a finales de octubre o a principios de noviembre, también crecerán", añadió.

Richard Hunter, director de acciones de Hargreaves Lansdown, le dijo a la BBC que Soros respalda la capacidad del club para convertirse en una "máquina de mercadeo" por medio de sus aficionados.

Otro factor que pudo haber motivado a Soros a comprar una parte del club inglés es la creciente popularidad del balompié en Estados Unidos, país que celebra la medalla de oro en fútbol femenino que conquistó en Londres.

"Pese a que todavía está por detrás de los tres principales deportes en Estados Unidos (fútbol americano, béisbol y baloncesto), imagino que representa una atracción para él", indicó Hunter.
Pero los clubes de fútbol en general representan inversiones difíciles, indicó el experto.

"Aunque United tiene trayectoria respetable, sus fortunas están atadas a su desempeño en la cancha. Si United tiene temporadas malas, empezará a comerse sus propios ingresos. Es una estrategia de inversión de riesgo alto".

En la bolsa
Desde su debut bursátil en Wall Street, el 10 de agosto, el precio por acción del club ha caído 6,7%.
Desde 2005, Manchester United ha estado controlado por la familia Glazer, los inversionistas multimillonarios del deporte estadounidenses, que son dueños de la franquicia de fútbol americano, Tampa Bay Buccaneers.

Alrededor de la mitad de los US$233 millones que el club ha recaudado desde su salida al mercado se destinará a pagar las deudas del club. El resto irá a las arcas de los Glazers.

El lunes, las acciones del Manchester United cerraron a la baja y cayeron 2,7%. Su precio se ubicó en US$13,06, pese a que principios del día había llegado a su punto más bajo: US$12,91.

En el pasado, el inversionista de 82 años, quien supervisa -a través de su Fondo de Gerencia LLC Soros- US$25.000 millones en activos, ha puesto sus ojos en equipos de fútbol como inversiones lucrativas.

En 2008, estudió la posibilidad de adquirir el club de fútbol italiano AS Roma, pero decidió no dar el paso debido a las deudas que agobiaban al club.

Los críticos de Soros aseguran que fue el hombre que llevó a la quiebra al banco central de Inglaterra en 1992, cuando sus especulaciones precipitaron la devaluación de la libra esterlina y le reportaron, en un día, un beneficio personal de más de US$1.000 millones.
BBC
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?