| 6/26/2009 12:00:00 AM

Gasto e ingresos de estadounidenses suben en mayo

El gasto de los estadounidenses subió un 0,3 % en mayo, mientras que los ingresos crecieron un 1,4 %, ampliamente más de lo esperado y la mayor alza en un año, mostraron el viernes cifras oficiales.

WASHINGTON  -  El alza del gasto, que representa cerca del 70 % de la actividad económica estadounidense, se ubicó justo en línea con lo esperado, mientras que el incremento de los ingresos superó con creces el aumento del 0,3 % esperado por los analistas consultados por Reuters.

El gasto subió por primera vez desde febrero tras haberse mantenido estable en abril, dijo el Departamento de Comercio.

El ingreso real disponible subió un 1,6 % en el mes, impulsado por recortes de impuestos y pagos bajo el plan de estímulo del Gobierno. Si se excluye el plan de estímulo, el ingreso disponible creció un 0,2 %.

"Probablemente, (el incremento en) el ingreso se debió a los pagos del Gobierno, ya que parte del plan de estímulo está comenzando a sentirse", dijo Doug Roberts, estratega de Channel Capital Research.

"Aunque el consumo es positivo, es un rebote algo tímido respecto del enorme repunte que todo el mundo esperada. Tendremos que ver si esto es una estabilización", agregó.

Los ahorros se dispararon a una tasa anual de US$768.800 millones, el mayor nivel desde que comenzaron a llevarse estadísticas en 1959. Como consecuencia, la tasa de ahorro subió a un 6,9 %, un máximo desde diciembre de 1993.

El informe incluye además un indicador clave sobre la inflación. El índice PCE subyacente, que mide los gastos en consumo personal, subió un 0,1 % en mayo frente a abril y en la comparación interanual acumuló un alza del 1,8 %.

 

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?