| 1/15/2007 12:00:00 AM

Gabinete de Correa inclinado a la izquierda

El gabinete está integrado por 19 miembros, ocho de las cuales son mujeres y dos en puestos clave, la cancillería y el ministerio de Defensa, por primera vez en la historia del país.

Quito.- El presidente Rafael Correa conjugó en su equipo de gobierno variantes poco comunes en el pasado con inclinación hacia la izquierda y ministros procedentes principalmente de organizaciones no gubernamentales, pero siempre sin recurrir a pactos políticos con partidos tradicionales.

Destacan pocos nombres con pasado político, pero también hay analistas, poetas y activistas sociales, y una equidad regional y de género, todos ellos tienen entre 40 y 55 años. Correa, un izquierdista de 43 años, proclamó desde campaña su posición anti-neoliberal, crítica de los partidos políticos tradicionales, ligada a la participación ciudadana y a la multiculturalidad. Eso se refleja en su gabinete ministerial escogido atendiendo los méritos de los nuevos secretarios de estado.

Junto a los ministros de Economía, Ricardo Patiño y de Energía, Alberto Acosta, Correa participó activamente del Foro Ecuador Alternativo, un espacio no gubernamental dedicado a estudiar la problemática social y económica del país y caracterizado por su posición abiertamente contraria a las políticas neoliberales y la deuda externa.

Los tres son economistas y mantienen una estrecha amistad.

En la cartera de Gobierno, Correa ubicó a Gustavo Larrea, uno de los ideólogos de la campaña electoral, reconocido como un izquierdista revolucionario en su juventud y que en los últimos años fue dirigente de la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos. La canciller, María Fernanda Espinosa, con estudios en antropología, geografía y pueblos indígenas y amazonia, no registra experiencia en el carrera diplomática. Es reconocida por su obra poética y como ambientalista desde la docencia y organismos internacionales.

El poeta Antonio Preciado, es el primer negro en ocupar un ministerio de Estado y está a cargo del de Cultura, mientras Mónica Chuji, una indígena kichwa de la amazonia, se desempeña como secretaria de Comunicación y trabajó de cerca en organizaciones de su pueblo. Otros personajes cercanos a Correa, reconocidos como académicos e investigadores, son la ministra de Bienestar Social, quien delineará las políticas sociales, Jeannette Sánchez y Fander Falconí, secretario de Planificación y Desarrollo.

Destacan también Guadalupe Larriva, ministra de Defensa, una maestra de profesión que formó parte de organizaciones sindicales de maestros y dirigió hasta hace poco el partido Socialista Ecuatoriano.

Buena parte de los ministros "durante toda su vida de exposición pública han estado más dedicados a la parte teórica y más analítica que a la práctica política pero hay que tener la esperanza que en contacto con la realidad se estrellen con esa realidad" y logren asimilarla, comentó a la AP, Vladimiro Alvarez, un abogado, catedrático universitario y de larga experiencia política.

El legislador opositor Federico Pérez considera que la mayoría de ministros serán "fusibles" que se quemarán "más tarde que temprano".

Un día antes de posesionarse, el nuevo mandatario sufrió su primera baja en el gabinete. Quien fue designado como ministro de Agricultura, Jorge Encalada, se excusó de participar del gobierno aduciendo motivos personales.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?