| 11/12/2010 10:40:00 AM

G20 se compromete a buscar éxito en cumbre climática de Cancún

El G-20 expresó el viernes su compromiso para alcanzar un resultado exitoso en la cumbre sobre el cambio climático que organiza México para fines de mes.

Seúl.- "Reafirmamos nuestro resuelto compromiso para combatir el cambio climático. Realizaremos cualquier esfuerzo para alcanzar un resultado exitoso y balanceado en Cancún", señaló la declaración emitida al finalizar la cumbre económica de dos días.

El presidente mexicano Felipe Calderón llegó a Seúl con el cambio climático entre sus temas principales. Durante un discurso pronunciado la víspera en un foro de empresarios, se expresó optimista sobre los resultados que pueden lograrse en Cancún, pero admitió que falta voluntad política para alcanzar acuerdos principales como la reducción de emisiones para que la temperatura global no ascienda por encima de dos grados centígrados.

Antes de comenzar la segunda y última jornada de la cumbre, Calderón se pronunció el viernes en contra del proteccionismo comercial en su cuenta de Twitter. "México promueve la eliminación del proteccionismo para que el comercio se considere instrumento de recuperación".

Su comentario surgió mientras funcionarios de los países miembros negociaban durante largas horas la versión final de la declaración, que en definitiva dejó sin resolver una disputa comercial entre Estados Unidos y China que aumenta los temores de una guerra de divisas.

Tras participar con los demás mandatarios en un almuerzo de trabajo y en la plenaria final, Calderón planeaba partir al puerto japonés de Yokohama para asistir a la cumbre presidencial de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) prevista para el sábado y domingo.

Perú y Chile serán los otros dos países latinoamericanos presentes en la APEC, además de México.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?