| 2/8/2007 12:00:00 AM

G-7 discutirá el yen, fondos de alto riesgo

Si bien las conversaciones iniciales previo a la reunión se habían concentrado en las preocupaciones europeas sobre la debilidad del yen japonés, ahora las discusiones se concentrarán, además, en un amplio examen de las tasas de cambio y su efecto en las economías.

Francfort, Alemania.- Ministros de finanzas y funcionarios de bancos centrales de los siete países más industrializados del mundo discutirán la situación del yen japonés y de los fondos de inversión de alto riesgo, además de problemas energéticos y programas de educación cuando se reúnan este fin de semana.

"El tema es un elemento central en las conversaciones del G-7", dijo esta semana el viceministro de Finanzas de Alemania, Thomas Mirow, al informar a la prensa sobre las conversaciones que comenzarán el viernes en la ciudad alemana de Essen.

Pero si bien el euro ha logrado nuevos récords frente a la divisa japonesa, alcanzando los 158 yen, las tasas de interés de Japón continúan siendo de apenas un 0,25%. Entre tanto, las tasas de interés en la zona del euro y en Gran Bretaña han estado creciendo de manera constante.

Mirow no dijo si el yen será el tema dominante de la reunión, señalando que todas las divisas continúan siendo un tópico de discusión, "y el yen es también una divisa importante, entre otras".

El viceministro de Finanzas de Japón Hideto Fujii dijo el jueves que espera que los funcionarios de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos discutan en la cumbre condiciones financieras, monetarias y de macroeconomía, sin concentrarse exclusivamente en el yen.

Otro tema clave para los funcionarios financieros será el crecimiento de fondos de inversión de alto riesgo, un tópico de importancia en Alemania, dada su creciente influencia en las compañías.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?