| 10/14/2010 5:40:00 PM

Fundación Mazda, 20 años entregando becas y promoviendo la música

Son cerca de 300 becas para estudios en matemática pura, física teórica y música, las que ha entregado la Fundación Mazda en los veinte años que celebra el próximo 21 de octubre, tiempo durante el cual también ha realizado más de 200 conciertos de música clásica y jazz, en desarrollo de su programa de Responsabilidad Social Empresarial en el que ha invertido, solo en las becas, una cifra superior a los $4 mil millones.

Bogotá.- Creada en 1990, la Fundación Mazda, única en su género en los 15 países en los que Mazda tiene presencia, celebra dos décadas de una gestión interrumpida que le ha permitido a Compañía Colombiana Automotriz apoyar el estudio de jóvenes colombianos que repartidos por la geografía mundial, forman hoy parte de equipos de investigación de importantes universidades, adelantan proyectos de estudio e implementación en entidades e institutos del mundo, mientras otros continúan con la creación musical en importantes escenarios.

Creada por el Presidente Ejecutivo de la Compañía Colombiana Automotriz de ese entonces, José Fernando Isaza, la Fundación Mazda para el Arte y la Ciencia, recuerda él, “fue la respuesta, tras la decisión de la marca de hacer una inversión importante en el país, al deseo de ser sujeto activo en la formación de los jóvenes. En ese sentido había iniciativas para fomentar la educación superior en muchas áreas como la economía, las ingenierías, pero no había oportunidad ni oferta para las ciencias básicas que no tuvieran aplicaciones inmediatas. Así que la decisión fue ampliar las posibilidades de formación en áreas que estaban desprotegidas como las matemáticas, la física y la música”.

Para Fabio Sánchez Forero, actual presidente de CCA-Mazda y de la Fundación, celebrar los 20 años de su creación es un buen motivo para reflexionar más que sobre la Responsabilidad Social Empresaria, sobre la extensión que ella puede tener. “Y es que en la ubicación de los becarios para la celebración de estos 20 años nos hemos encontrado con que ellos han sido multiplicadores del concepto de responsabilidad. Ha sido muy gratificante encontrar excelentes noticias acerca de las acciones llevadas a acabo por los becarios, en ejercicio de su propia responsabilidad social. Cito algunos ejemplos:

El físico Herbert Vinck Posada, Summa Cum Laude de la Universidad de Antioquia, fue ganador del Premio del año en Ciencia 2006, otorgado por la Academia de la Ciencia de Cuba.

El astrónomo Pablo Cuartas, hasta hace poco director Científico del Planetario Distrital, ha venido desarrollando proyectos de divulgación de la Astronomía, la Astronáutica y las ciencias en general, con amplio impacto en los jóvenes de la ciudad.

El director de orquesta Andrés Orozco Estrada, director de grandes orquestas de Europa; de quien la crítica segura que ningún director colombiano había llegado tan lejos, con solo treinta años y diez de carrera.

Estos son apenas algunos ejemplos del desempeño de nuestros becarios que comprometen la continuidad de nuestro programa de RSE bajo el entendido de que la responsabilidad debe ser el principio que oriente y organice la sociedad y que el beneficio económico de una empresa lleva tras de si una responsabilidad que debe impactar a sus empleados, a sus clientes, al medio ambiente y a la sociedad de la que hace parte”, concluye Sánchez Forero.

Conciertos de música clásica

La divulgación de la música clásica es otro de los objetivos fundamentales de la Fundación Mazda que en sus 20 años de existencia ha programado cerca de 200 conciertos en diferentes ciudades del país.

Gracias a esta programación, los conciertos se han realizado en los más destacados escenarios del país en presentación de prestigiosos grupos y directores, en un periplo de conciertos que en forma interrumpida durante las dos últimas décadas ha ofrecido a los amantes de la música clásica la oportunidad, el ambiente, el espacio y los más importantes exponentes para disfrutarla.

El público asistente ha tenido la oportunidad de escuchar intérpretes de primer orden en el panorama internacional, incluyendo desde orquestas sinfónicas y de cámara, cuartetos de cuerda, quintetos de cobres, ensambles de maderas, tríos, dúos y solistas de diverso orden.

Ya sea en asocio con embajadas acreditadas en el país o en alianza con otras entidades, la Fundación Mazda programa mensualmente los conciertos, consolidados en al agenda cultural colombiana, en una expresión de confianza, en una señal de su compromiso con Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?