| 5/3/2011 2:40:00 PM

Fundación Colinversiones y Epsa donaron $2.000 millones a Colombia Humanitaria

Con este aporte, ambas organizaciones se solidarizan con los damnificados por el invierno en el país.

Bogotá - La Fundación Colinversiones, de la cual hacen parte la Compañía Colombiana de Inversiones S.A. E.S.P., Colinversiones, y Termoflores S.A. E.S.P., sociedad propiedad de Colinversiones, junto con la Fundación Epsa, a la que pertenecen la Empresa de Energía del Pacífico S.A. E.S.P. (Epsa) y la Compañía de Electricidad de Tuluá S.A. E.S.P. (Cetsa), donaron $2.000 millones al programa Colombia Humanitaria, liderado por la Presidencia de la República, con el fin de apoyar las labores que esta organización adelanta para atender la emergencia invernal en el territorio nacional. De este dinero, $1.000 millones serán destinados, en particular, a los damnificados del Valle del Cauca, uno de los departamentos que se han visto afectados por la fuerte temporada de lluvias.

Esta donación se suma a los recursos que las compañías, sus accionistas y colaboradores han aportado a la logística de distribución de ayudas humanitarias, a la recuperación de la infraestructura vial y eléctrica y al apoyo a las comunidades más afectadas de sus áreas de influencia.

“Las desafortunadas y muy severas consecuencias del invierno deben hacernos ir más allá de la preocupación, para trascender a la ocupación y la acción eficaz en favor de los compatriotas afectados”, afirmó Juan Guillermo Londoño Posada, presidente del Consejo Directivo de la Fundación Colinversiones y presidente del Consejo Directivo de la Fundación Epsa, al momento de hacer entrega de este aporte a la Primera Dama de la Nación, María Clemencia Rodríguez de Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?