| 11/20/2008 12:00:00 AM

Funcionarios BCE sugieren rebaja de tasas entre dudas economía

LISBOA - Los funcionarios del Banco Central Europeo aumentaron el jueves las expectativas de nuevos recortes en las tasas de interés, en momentos en que las dudas sobre la severidad y duración de la recesión europea ocupaban el centro de la escena.

La zona euro cayó oficialmente en recesión en el tercer trimestre y los analistas consideran que el BCE continuará recortando las tasas de interés para apoyar los paquetes de estímulo económico de los Gobiernos y tratar de limitar el daño a la economía.

El integrante del comité ejecutivo del BCE Lorenzo Bini Smaghi y los miembros del Consejo de Gobierno Axel Weber y Ewald Nowotny aumentaron las expectativas al decir que eran posibles nuevos recortes de tasas.

"Hemos dicho que esto es una posibilidad. Puede haber más recortes en las tasas, dependiendo de los acontecimientos", dijo Bini Smaghi durante una entrevista con el diario portugués Publico.

El mismo mensaje vino de Weber, presidente del Bundesbank de Alemania, quien dijo que la dramática desaceleración de las economías en los meses recientes y una disminución en la inflación significaban que el BCE tenía espacio para recortar las tasas.

"Una muy pronunciada desaceleración en la economía europea y de muchas economías en el resto del mundo ha otorgado a la política monetaria un cierto margen de maniobra", dijo Weber en un discurso en la Euro Finance Week.

Las tasas de interés del BCE están ahora en 3,25 por ciento tras dos recortes de 50 puntos básicos desde octubre. Los analistas están apostando plenamente a otra rebaja de 50 puntos básicos para diciembre.

Nowotny reiteró su opinión de que el BCE recortaría las tasas de interés nuevamente, pero minimizó la posibilidad de una rebaja extraordinaria, admitiendo que los bancos centrales no sabían cuanto duraría el problema.

"Nadie, creo realmente, sabe cuán profunda será la recesión, por lo tanto tiene absoluto sentido no utilizar toda la capacidad de ataque al mismo tiempo", dijo al Financial Times.

Weber pidió a las principales naciones preparar un plan de combate conjunto y reabrir el debate para una acción coordinada en el recorte de tasas.

"Yo creo que a lo que nos estamos enfrentando aquí es a la necesidad de una acción coordinada del G20, no sólo una política monetaria para la economía en la zona del euro o una expansión de liquidez, sino también tener una coordinación muy estrecha del posicionamiento de la política monetaria y fiscal a nivel global", afirmó.

A medida que los funcionarios tratan de impedir una gran recesión global, la amenaza de una deflación también se está incrementado, dicen los economistas.

Nowotny la describió recientemente como el peor de los escenarios para la economía. Sin embargo, Bini Smaghi minimizó la amenaza. "No anticipamos que ocurrirá un proceso deflacionario", dijo.

Mientras que la mayoría de los analistas no esperan tampoco una deflación, muchos consideran que la inflación podría caer al bajísimo nivel de un 1 por ciento a mediados del próximo año, a medida que la recesión se hace sentir, antes de trepar en el segundo semestre.

Bini Smaghi dijo que la inflación continuaría bajando y que se proyectaba que estaría dentro del objetivo fijado por el BCE de cerca de un 2 por ciento en los próximos 18 meses.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?