| 12/5/2011 12:40:00 PM

Fuerzas de Seguridad de Perú controlan zona de protesta

Policías y militares tomaron el lunes el control de la región norteña peruana de Cajamarca luego de que el Gobierno decretara el estado de emergencia en la zona, para frenar 12 días de protestas contra un enorme proyecto minero de la firma estadounidense Newmont Mining.

La medida, en la que el presidente Ollanta Humala utiliza por primera vez mano dura para frenar una protesta en el país, restringe el libre tránsito y autoriza a los militares a restablecer el orden público por un plazo de 60 días.

Tras casi dos semanas de paralizaciones que llevaron a problemas de abastecimiento de alimentos y combustible, Cajamarca lucía el lunes en calma, los negocios operaban con tranquilidad y el transporte público se restablecía normalmente gracias al desbloqueo de las principales vías de la zona.

"La población está reanudando sus actividades normales, creemos que el pueblo de Cajamarca necesita estar libre para que las personas puedan ir a trabajar, que tengan que ir al colegio, a los negocios", dijo el ministro de Interior, Oscar Valdéz, desde la zona en conflicto a la radio local RPP.

Las protestas contra la polémica construcción del proyecto de oro Minas Conga, de US$4.800 millones, se radicalizaron la semana pasada, con bloqueos de rutas y el cierre del aeuropuerto local, incluso a pesar de que Newmont suspendió el plan a pedido del Gobierno.

Los manifestantes temen perder sus fuentes naturales de agua. El anuncio del estado de emergencia lo hizo el presidente Humala en la noche del domingo, en una mensaje a la nación por televisión, alegando la "intransigencia" de los dirigentes de Cajamarca para no querer llegar a un acuerdo de paz social.

Analistas, políticos de oposición y de la clase empresarial del país habían pedido a Humala una posición más firme contra la protesta de Cajamarca, organizada por dirigentes de izquierda, para no frenar las inversiones y poner en marcha los anunciados planes de inclusión social del Gobierno.

"Se agotaron los caminos para resolver el conflicto" dijo Humala. "El estado de emergencia se aplicará a las provincias de Cajamarca, Celendín, Hualgayoc y Contumasá para restablecer la paz social", agregó el mandatario.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?