| 9/18/2009 12:00:00 AM

Fuerza aérea venezolana podría derribar aviones del narcotráfico

El presidente Hugo Chávez anunció el jueves que su gobierno está estudiando una propuesta para derribar aquellas aeronaves sospechosas de narcotráfico cuando ignoren la orden de aterrizar, con el propósito de desalentar esos vuelos en territorio venezolano.

Caracas  — "Me están proponiendo algo, que estamos estudiando. Esto es algo duro; hay países que lo tienen: autorización para derribar aviones", dijo el mandatario a periodistas. "No me gusta la idea, pero la estoy pensando; estoy con la mano puesta en el corazoncito".

Comentó que aeronaves militares venezolanas recientemente persiguieron un avión sospechoso de transportar drogas, pero su piloto ignoró las órdenes de aterrizar y siguió volando tranquilamente a través de territorio venezolano.

"Hay muchos aviones que nosotros detectamos, que son de narcotráfico. ¿De dónde vienen? De Colombia... bueno pasan por aquí... incluso me dicen que... a veces se burlan de nuestros pilotos, a veces tapan las ventanillas" y siguen su vuelo, dijo Chávez.

"Me están proponiendo estudiar y lo estoy haciendo con toda calma", insistió. "Estamos revisando el derecho internacional... la posibilidad de derribar aviones del narcotráfico". 

Chávez rechaza esas acusaciones y sostiene que su país está haciendo todo lo posible para combatir ese flagelo. Repetidamente ha dicho que en todo caso es Estados Unidos el país que debe hacer más para detener el flujo de drogas que ingresa en su territorio y reducir la demanda de estupefacientes.

"El primer país, el gran culpable de la gran producción de drogas y del gran tráfico de drogas se llama Estados Unidos", acotó el jueves.

 


 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?