| 12/16/2005 12:00:00 AM

Fuerte aumento de precios al consumidor en E.U.

El aumento de los precios fue del 3,4%

Los precios al por menor tuvieron en 2005 su mayor aumento en cinco años, en parte debido al alza espectacular de los precios energéticos y pese a la moderación de otros sectores.

El Departamento de Trabajo indicó que su Indice de Precios al Consumidor subió un 3,4% en los últimos 12 meses que concluyeron en diciembre, el mayor salto desde el 3,4% en 2000, otro año en el que los precios energéticos se dispararon debido a la agitación en el Medio Oriente. Sin embargo, aparte de los irregulares sectores de la alimentación y la energía, la inflación fundamental aumentó un 2,2% en 2005, sin cambios frente a 2004.

En otro frente de buenas noticias económicas, la inflación concluyó el año con una baja del 0,1% en diciembre tras hacerlo un 0,6% en noviembre. Fue el primer retroceso de meses consecutivos desde fines de 2003.

El aumento del 3,4% en los precios al por menor en los últimos 12 meses que concluyeron en diciembre contrastó con el 3,3% en 2004. Fue el mayor aumento anual desde el 3,4% en 2000, el último año de la década ininterrumpida de expansión económica, la más prolongada en la historia de Estados Unidos.

Tanto 2004 como 2005 quedaron muy influenciados por el aumento de los precios energéticos, que crecieron un 17,1% el año pasado y un 16,3% en 2003. Ambos años registraron los mayores costos energéticos desde 1990, año en que fue invadido Kuwait por Irak.

Empero, fuera de la alimentación y los precios energéticos, el aumento del 2,2% en la inflación fundamental igualó el salto de 2004, frente al 1,1% de aumento en 2003, año en que la Junta Federal de la Reserva redujo las tasas de interés a su nivel más bajo en 45 años para evitar la remota posibilidad de la deflación, una caída desestabilizadora de los precios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?