| 6/10/2011 3:40:00 PM

Frontera de Perú y Bolivia bloqueada por tercer día contra concesión minera

El paso fronterizo entre Perú y Bolivia, en el distrito de Desaguadero, permanecía este viernes cerrado al tránsito vehicular por tercer día consecutivo, a raíz de la reanudación de la protesta que pide suspender las concesiones mineras en la región Puno.

Lima - Un número indeterminado de manifestantes se movilizaba hoy en las ciudades de Desaguadero en la provincia de Chucuito y de Macusani en la provincia de Carabaya, donde se han colocado piedras y montículos de tierra en las vías para impedir el tránsito, informó a Efe una fuente policial en la zona.

El paro indefinido en varios distritos de la provincia de Chucuito fue reanudado el miércoles último, tras una pausa por la segunda vuelta electoral en Perú, según lo dispuso el Frente de Defensa de los Recursos Naturales de la región sur de Puno, liderado por Walter Aduviri.

Por tal motivo, al mediodía de este viernes (hora local) no entraba ningún vehículo procedente de Bolivia a Perú por ese paso fronterizo, indicó la policía.

La fuente aclaró que hoy no se ha producido ningún desorden en Puno, a diferencia de ayer en que un grupo de manifestantes ingresó a los almacenes de uranio de algunas empresas mineras en la ciudad de Macusani y prendió fuego a algunos enseres.

Hechos similares se produjeron durante los 23 días de huelga que mantuvieron los liderados por Anduviri, hasta que decidió hacer una pausa para la segunda vuelta del domingo pasado.

El alcalde provincial de Carabaya, cuya capital es Macusani, Ronald Gutiérrez, pidió al gobierno central, en declaraciones a Radio Programas del Perú (RPP), que emita una resolución que dé por terminada la concesión temporal para la construcción de un proyecto hidroeléctrico en la zona de Inambari, otro de los temas de la protesta en Puno.

Gutiérrez explicó que la población de Carabaya se ha sumado a las protestas, lanzadas inicialmente contra las concesiones mineras, porque considera que la biodiversidad de esa provincia resultará afectada por el proyecto hidroeléctrico.

A su turno, el ministerio de Energía y Minas señaló, a través de un comunicado, que ha venido dialogando con las autoridades de Puno desde el inicio de las protestas y que, producto de las conversaciones, "en la actualidad no se realiza ninguna actividad minera en la zona sur de Puno".

El ministerio añadió que, en aplicación del Derecho a Consulta de los Pueblos, ahora ninguna concesión minera se otorga sin consulta previa a las comunidades nativas.

El Gobierno recordó que se ha dispuesto la suspensión por 12 meses del procedimiento de aprobación del estudio de impacto ambiental para el proyecto minero Santa Ana, rechazado por los manifestantes, y la realización de la consulta a los pobladores aledaños.

Asimismo, el ministerio informó que el pasado martes se instaló una comisión multisectorial para estudiar, en un plazo de 180 días, las acciones sobre las concesiones mineras en las provincias de Chucuito y Yunguyo.

Por tal motivo, el Ministerio de Energía y Minas consideró que las actuales exigencias de los dirigentes "atentan contra la estabilidad jurídica del país, que no sólo buscan paralizar las actividades mineras en Puno sino quitarle la oportunidad de desarrollo a esta región".

 

 

 

Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?