| 5/21/2011 8:45:00 AM

Francia quiere que los gigantes de internet financien más la creación

El ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, afirmó que los gigantes del sector de internet deberán contribuir más a financiar la creación, teniendo en cuenta que sus modelos económicos se sustentan precisamente en los contenidos.

"No es razonable imaginar que los gigantes de internet van a construir modelos económicos prósperos gracias a la presencia de contenidos y de obras culturales sin participar a su financiación", declaró Mitterrand en una entrevista publicada por "Le Figaro".

En víspera del llamado "G8 de internet" que Francia organiza el próximo martes en París dos días antes de la cumbre del G8 en Deauville, el ministro reiteró la voluntad de su Gobierno para que se avance en la idea de que "no puede haber un desarrollo digital equilibrado sin regulación de los poderes públicos".

Es decir, que frente a la "avalancha de nuevas prácticas y a las transformaciones económicas en marcha, hay que establecer reglas claras para que no se imponga la ley del más fuerte y se tenga en cuenta el imperativo de la diversidad cultural, que es también un motor de crecimiento económico".

El titular francés de Cultura contó que negocian y discuten "constantemente" con las grandes empresas del sector como Google, Apple o Amazon.

El "G8 de internet", iniciativa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, reunirá a los grandes nombres de la red, desde Facebook a Google, pasando por Amazon y eBay, para defender sus posiciones, que luego serán llevadas a la cumbre de Deauville, donde los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y Rusia, dedicarán una sesión de trabajo.

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?