| 10/26/2010 1:15:00 PM

Francia dice que acuerdo del G-20 es un paso hacia la reforma cambiaria global

Los anuncios de los ministros del G-20 el fin de semana evitaron una guerra cambiaria global y representaron un primer paso para reformar el sistema monetario internacional, dijo la ministra de Economía de Francia, país que asumirá la presidencia del grupo el mes próximo.

Paris.- Christine Lagarde señaló que en las actuales circunstancias el euro estaba cargando con la debilidad del dólar, con la falta de un sistema de libre flotación cambiaria en China y con el recalentamiento de algunas economías emergentes como Brasil y Corea del Sur.

"Al dar la espalda a una guerra cambiaria, establecimos un diagnóstico que abre la puerta a un nuevo sistema monetario internacional basado en políticas cambiarias, pero también basado en políticas monetarias y macroeconómicas", declaró Lagarde al diario Les Echos.

La ministra, que participó el pasado fin de semana del encuentro de ministros de Finanzas del Grupo de los 20 en Corea del Sur, dijo que una propuesta del secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner para fijar un límite del 4% en los desequilibrios comerciales había dado un puntapié inicial al debate.

"La meta de 4% presentada por nuestros socios estadounidenses fue ciertamente un paso audaz, pero fue demasiado uniforme como para ser adaptado", dijo Lagarde, señalando que deberían hacerse excepciones para economías diferentes, como los grandes exportadores de materias primas.

"Dicho eso, el hecho de que hayamos acordado poner en marcha directivas para ajustar nuestra balanza de pagos fue un progreso real", agregó.

En el comunicado final del encuentro, los ministros se comprometieron a evitar devaluaciones competitivas y a mantener los desequilibrios de la cuenta corriente en niveles sustentables.

Francia asumirá la presidencia del G-20 en noviembre tras el fin de una cumbre de los jefes de Estado del bloque en Seúl.

Lagarde dijo que el próximo encuentro de ministros se celebrará en París en febrero y se discutirán reformas al sistema monetario internacional y a los mercados de materias primas y derivados.

"Favorezco un reequilibrio de los desajustes en el comercio global, dado que estos están perjudicando a nuestros exportadores. En este momento, la zona euro está actuando como un contrapeso a un dólar más bien débil, a la ausencia de una moneda flotante en China y a las políticas de países emergentes sobrecalentados como Corea y Brasil", afirmó.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?