| 4/1/2009 12:00:00 AM

Francia amenaza con retirarse del G20

(LONDRES) Francia amenazó el martes con retirarse de la cumbre del G20 de esta semana si no conseguía lo que quería, a pesar del llamamiento de Gran Bretaña que los países necesitaban unirse y restaurar la confianza en una economía mundial fracturada.

Mientras los líderes de las mayores potencias mundiales convergen en Londres para la reunión de jueves sobre la crisis para trazar un camino para salir de la peor desaceleración global desde la Gran Depresión, el Banco Mundial anunció un programa de US$50.000 millones para hacer que el comercio internacional fluya de nuevo.

El Fondo Monetario Internacional también se ve preparado para obtener un gran impulso de efectivo para su capacidad de ayuda a los países que están siendo asolados por la recesión y los líderes probablemente anunciarán códigos comunes sobre regulación financiera para evitar crisis futuras.

"Quiero resultados", dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a la prensa durante una visita a la región occidental de Francia. "Tenemos que obtener resultados, no hay opción, la crisis es demasiado grave para permitirnos tener una cumbre para nada", agregó.

Su ministra de Economía, descartando cualquier impresión de unidad, advirtió que el presidente Sarkozy no firmaría el comunicado final del G20 si la cumbre no satisfacía sus objetivos.

"(EL) fue muy claro en ese tema, dijo que si lo disponible no está allí, no firmaré el comunicado; eso significa retirarse", dijo Lagarde en una entrevista por televisión.

Un portavoz de la cumbre encabezada por Gordon Brown dijo que el primer ministro y el presidente habían conversado constructivamente el lunes y que Gran Bretaña esperaba la participación de Sarkozy.

Brown necesita también desesperadamente que la cumbre dé resultados concretos, para revivir su destino político y para sacar a la economía británica de la recesión.

Pero el camino al encuentro del 2 de abril ha estado plagado de divisiones entre Estados Unidos y Gran Bretaña por un lado y el resto de Europa por el otro, sobre la escala correcta de estímulo o regulación.

"Los líderes reunidos en Londres deben proveer el oxígeno de la confianza a la economía global de hoy y darle a la gente en todos nuestros países esperanza renovada para el futuro", dijo.

Obama en Europa


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo el martes que las economías de sus 30 miembros se contraerían en un 4,3 %  el 2009, costando 25 millones de empleos.

"El primer gran riesgo viene de un potencial colapso económico de los mercados emergentes", dijo el primer ministro australiano, Kevin Rudd, cuando llegó a Londres. "El segundo gran riesgo para la recuperación global es el proceso de desapalancamiento".

Para evitar eso, se espera que el G20 aumente en más del doble los US$250.000 millones  disponibles en el FMI para ayudar a naciones en problemas. Rudd dijo que su financiamiento debería ser triplicado si fuese necesario.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, hablando en un evento de Thomson Reuters antes de la cumbre, anunció medidas para revertir una caída abrupta en los flujos comerciales.

Dijo que el programa de US$50.000 millones incluiría financiamiento para Gobiernos, empezando con contribuciones de Gran Bretaña y Holanda, bancos de desarrollo regional y bancos del sector privado como Standard Chartered, Standard Bank y Rabobank.

Un borrador del comunicado final, obtenido por Reuters esta semana, muestra que el G20 prometerá evitar la devaluación competitiva de sus monedas y otras medidas proteccionistas.

Lagarde dijo a Reuters el martes que los desequilibrios de monedas no serán un tema en la reunión del jueves, pero que el asunto podría requerir una cumbre aparte.

China y Rusia han iniciado un debate sobre las monedas de reserva trayendo la posibilidad de desarrollar los Derechos Especiales de Giro del FMI como base para una nueva moneda global.

"Deberíamos pensar en crear un nuevo sistema monetario (...) El sistema actual no es ideal", dijo el presidente ruso, Dmitry Medvedev, en Berlín. "No nos podemos desarrollar en los próximos 10 años si no creamos una nueva infraestructura incluyendo nuevos sistemas (monetarios", agregó.

Pero por ahora la supremacía del dólar parece no tener contendientes.

El dólar estadounidense es ahora y seguirá siendo la moneda del mundo, dijo un portavoz de la Casa Blanca mientras el avión del presidente Barack Obama aterrizaba en el aeropuerto Stansted de Londres para su primer viaje a Europa.

 


(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?