| 10/9/2007 12:00:00 AM

Francés y alemán comparten Premio Nobel de Física

El hallazgo "puede ser también considerado una de las primeras aplicaciones reales del campo prometedor de la nanotecnología" que es aplicada en dispositivos minúsculos, dijo la Real Academia Sueca de Ciencias en la argumentación.

Estocolmo.- El francés Albert Fert y el alemán Peter Gruenberg ganaron el Premio Nobel de Física 2007 el martes por un descubrimiento que permite a miles de millones de personas almacenar cantidades colosales de información en los discos duros de las computadoras.

Los dos científicos fueron distinguidos en reconocimiento a su hallazgo de la magneto-resistencia gigante que es utilizada para leer información de discos duros de computadora y que ha llevado a miniaturizar los discos duros en los últimos años.

El año pasado, los estadounidenses John C. Mather y George F. Smoot obtuvieron la presea por sus estudios sobre los primeros momentos del universo que han contribuido a comprender las galaxias y estrellas, al tiempo de apoyar la teoría de la Gran Explosión sobre el origen del cosmos.

El lunes, los estadounidenses Mario R. Capecchi y Oliver Smithies y el británico Martin J. Evans ganaron el Premio Nobel de Medicina 2007 por los descubrimientos que llevaron a elaborar un técnico para la manipulación de genes en ratones.

Los premios restantes de química, literatura, paz y economía serán anunciados por separado en varios días, en un lapso que termina el lunes.

El galardón de la paz es anunciado en Oslo, mientras los otros lo son en Estocolmo. Los premios, cada uno con una compensación económica de 1,5 millones de dólares, fueron creados por el empresario sueco Alfred Nobel en su testamento.

Los premios Nobel son entrados cada año el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte de su creador.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?