| 9/23/2007 12:00:00 AM

Foto de Fidel Castro reunido con presidente de Angola

Una foto de Fidel Castro reunido con el presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, de visita oficial en Cuba, fue publicada el domingo por el diario cubano Juventud Rebelde, dos días después de la aparición del líder cubano en una entrevista en la televisión.

LA HABANA_ En la foto se puede ver a Castro de pie, vestido con ropa deportiva de color blanco, azul y rojo en la parte arriba y un pantalón color negro, y con zapatos deportivos. Se nota a Castro recuperado algo de peso y se le ve estrechando la mano al presidente angoleño quien se encuentra de visita oficial en la isla desde el jueves.

"Pude verlo recuperándose, está fuerte, con buen entusiasmo y le transmití los votos del pueblo angolano por su rápida recuperación", dijo Dos Santos a la agencia cubana Prensa Latina al referirse al encuentro con el mandatario cubano que duró una hora y 45 minutos, según el reporte.

Esta foto salió dos días después de una entrevista del convaleciente mandatario que fue transmitida el viernes en un programa televisivo diario.

"Aquí estoy" dijo Fidel Castro que no salía en la televisión cubana desde junio pasado.

"Dicen que si está moribundo, que si se muere pasado mañana. Nadie sabe cuándo se va a morir" comentó el líder cubano quien durante una hora habló de temas de la actualidad pero no abordó ni el futuro de Cuba ni dijo si retomará el poder que le cedió a su hermano Raúl en julio del 2006 luego de someterse a varias operaciones.

Casi simultáneamente con esa entrevista televisiva, el presidente interino de la isla, Raúl Castro, recibió a Dos Santos en el Palacio de la Revolución, y el domingo lo despidió en el aeropuerto de Varadero, a 120 kilómetros de la capital.

"Ustedes saben que yo hablo poco" dijo el presidente interino a los periodistas. "Vine a despedirlo (a Dos Santos) como una muestra de la satisfacción que tenemos por su visita".

E invitó a los cubanos a dar sus opiniones sobre los problemas nacionales que planteó en su discurso del pasado 26 de julio, "con valentía, con sinceridad, sin muchas ilusiones de que somos magos nosotros y vamos a resolver los problemas".

Recalcó que se tomarán en cuenta todas las opiniones, "la verdadera democracia, sobre todo para retroalimentarnos, (es) oír nosotros directamente la opinión de la población. No ir a una reunión, levantar la mano cuando hay algo que votar y después ponernos a comentar en los pasillos".

Desde que delegó el poder, Fidel Castro no aparece en público, solo se le ha visto en dos entrevistas televisivas, en fotos, vídeos o conversaciones telefónicas con sus aliados políticos.

El presidente venezolano Hugo Chávez, su amigo y estrecho aliado, dio en varias oportunidades noticias de la salud de su homólogo cubano.

El viernes en Manaus, Brasil, según reportó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) de Venezuela, Chávez dijo que el mandatario cubano "estuvo a punto de morir", pero ha recuperado peso después de ser sometido a "tres operaciones y (tiene) 81 años, imagínate. A Fidel le cambiaron casi toda la sangre en transfusiones".

El vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Carlos Lage, y el canciller Felipe Pérez Roque, también aseguraron el viernes que Castro tiene una "recuperación fecunda", y que está "manteniéndose al tanto y participando en las principales decisiones del país que les son consultadas", dijo .

Tras 13 meses de ausentarse de la vida pública, la situación de Castro ha generado diversos rumores, hasta se le ha dado por muerto, pero el gobierno cubano considera que el estado de salud del mandatario es un secreto de estado.

A comienzos del 2007 se reveló en Madrid que las autoridades cubanas trajeron al médico especialista español José Luis García Sabrido, quien dijo lo que Castro no tenía, "un cáncer", pero no dio precisiones sobre lo que realmente tiene.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?