| 1/9/2009 12:00:00 AM

Ford muestra su nueva tecnología de navegación en Las Vegas

Las Vegas.- A pesar de sus serios problemas financieros, Ford Motor Co. mostró la última versión de su sistema de navegación para automóvil, que incluye acceso a noticias de tráfico, deportes o meteorología a través de un sistema de activación de voz.

Ejecutivos de la automotriz dijeron durante la Feria Internacional de Electrónica para el Consumidor que a partir de la primavera el servicio Ford Sync usará tecnología GPS para incluir entretenimiento e información sobre negocios y oficinas locales a medida que uno viaja.

Hoy en día, Ford Sync permite a los conductores escuchar música desde un aparato de música portátil o realizar llamadas sin usar las manos mediante un teléfono de tecnología Bluetooth. El sistema Ford Sync fue desarrollado por Microsoft Corp. y entró en el mercado en 2007.

El 2010 Ford Sync será ofrecido también en otros países, empezando por Europa, y el servicio será accesible en 10 idiomas. Más adelante llegará a Asia y después a otras zonas como Australia.

"Sí, somos una empresa automotriz pero estamos aprendiendo a pensar y actuar como una empresa electrónica cuando se trata de llevar productos y tecnología fresca e innovadora al mercado", dijo Alan Mulally, presidente de Ford, durante un discurso en la feria.

Las automovilísticas del país sufren mucha presión para ser innovadoras a medida que sus ventas caen en picado y la economía está en recesión. Ford también tiene problemas, aunque ya ha dicho que no planea usar los préstamos federales que han sido otorgados a General Motors Corp. y Chrysler para mantenerse a flote.

Ford ha señalado que necesitará dinero del gobierno si sus ventas no aumentan en 2009.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?