| 6/8/2011 5:00:00 PM

Ford empieza a "vender" el Focus 2012 en el mundo virtual de "The Sims 3"

Ford empezó a vender este miércoles su modelo Focus 2012 "online" pero no para usuarios reales sino para los habitantes del vídeojuego de simulación "The Sims 3", según anunció hoy la compañía.

Toronto - Los usuarios de "The Sims 3", que simula la vida cotidiana de sus jugadores pero en un mundo digital, ahora pueden descargar el nuevo Focus 2012 como parte del paquete "Focus Neon Nights" desarrollado para el programa que desde su primera versión ha vendido 145 millones de copias en todo el mundo.

Ford dijo que es la segunda vez que el modelo Focus es parte del mundo virtual de los "Sims", un vídeojuego creado por la compañía Electronics Arts (EA).

El objetivo del fabricante estadounidense es "acceder a los consumidores deseados, aumentar el conocimiento de la marca y evaluar los modelos que son más populares".

El juego "The Sims 2" incluía los modelos de Ford, Escape Híbrido, Fusion, Edge, Mustang GT y la anterior versión del Focus.

Un estudio de EA señaló que un 28% de los jugadores reales de "The Sims" poseen un vehículo Ford en la vida real.

"Nuestra relación con 'The Sims 3' demuestra cómo Ford está buscando formas alternativas para hablar con el consumidor fuera del mundo de la prensa, la televisión o la radio", dijo a través de un comunicado Brian McClary, especialista de Ford en nuevos medios.

"Durante los años, más de 8 millones de modelos Ford han sido descargados por jugadores que han demostrado en número y con sus respuestas verbales que quieren y aprecian los vehículos de Ford", dijo a través de un comunicado Steve Seabolt, vicepresidente de Asociaciones Globales de Marcas de Electronics Arts.

 

 

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?