| 4/26/2011 1:20:00 PM

Ford eleva su beneficio un 22,3%

Los beneficios de Ford en el primer trimestre del año aumentaron un 22,3 % gracias a su diversa gama de vehículos, especialmente los de menor consumo, y a la subida de los precios de los productos que vende, dijo hoy el fabricante.

Washington - La combinación de estos factores permitió que Ford ganara en los tres primeros meses de 2011 un total de US$2.551 millones, US$466 millones más que en el mismo periodo de 2010, el mejor resultado del primer trimestre del año desde 1998.

Los principales ejecutivos de Ford mostraron su satisfacción con los resultados y las perspectivas futuras de la compañía, tras alcanzar su octavo trimestre consecutivo de beneficios.

"Nuestro equipo produjo un gran trimestre, con sólido crecimiento y mejoras en todas las regiones", afirmó a través de un comunicado el presidente de Ford, Alan Mulally.

Por su parte, los analistas de Edmunds.com explicaron que los buenos resultados se deben a su política de introducción de nuevos modelos.

Jessica Caldwell, la principal analista de Edmunds.com, dijo a través de un comunicado que "el impulso de Ford radica en la equilibrada gama de productos y su compromiso para refrescar, con un ritmo agresivo, su cartera lo que mantiene los concesionarios entusiasmados y mantiene la atención entre los compradores".

Durante una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación, Mulally dijo que el impacto del terremoto y posterior tsunami en Japón en las operaciones del fabricante durante el primer trimestre "fue limitado".

Pero Mulally también advirtió que en el peor de los casos, la compañía se podría ver obligada a "reducir" o incluso suspender la producción en algunas de sus plantas de montaje aunque no provocará problemas a las finanzas de la empresa.

"Durante el primer trimestre, el impacto en nuestra producción fue limitado. De cara al futuro, y en el corto plazo, prevemos que nuestras operaciones de Asia-Pacífico resultarán afectadas de alguna forma por la escasez de componentes", explicó Mulally.

"Sin embargo, el impacto en nuestros resultados globales no será material. Si el aprovisionamiento de materiales o componentes sufre, y no hay una fuente alternativa de suministro, podríamos tener que reducir o suspender temporalmente la producción de vehículos en otras regiones", señaló.

Por regiones, el fabricante de automóviles ganó US$1.844 millones en Norteamérica, un 47,1% más que en 2010, en Europa US$293 millones, un aumento del 173,8 %, en Suramérica US$210 millones, un 3,4 % de aumento, y en Asia-Pacífico-África US$33 millones, un 43,4 % más que en 2010.

En conjunto, sus ingresos en el periodo fueron de US$33.100 millones , un 17,7 % más que hace un año, y sus beneficios antes de impuestos sumaron US$2.837 millones, un 41,1 % más que en 2010.

Por su parte, Ford Credit, el brazo financiero del fabricante, redujo su beneficio un 14,5% para totalizar US$451 millones.

Respecto a las perspectivas globales, Mulally señaló que a pesar de los problemas causados por el desastre de Japón, las expectativas son optimistas.

"Esperamos que el crecimiento global económico en 2011 sea entre el 3% y 3,5%, lo que proporcionará un ambiente positivo para una mayor recuperación del sector del automóvil mundial", dijo el autor de la recuperación de Ford.

Los mayores problemas que pueden enturbiar el panorama son la subida de los precios del petróleo y de las materias primas, pero el máximo ejecutivo de Ford añadió que "hasta el momento, han tenido un impacto relativamente pequeño en el ritmo de la actividad económica".

"Crecientes precios de la gasolina particularmente en EE.UU. han contribuido a un marcado cambio en la segmentación del sector hacia autos más pequeños, donde nuestra fuerte gama de productos, especialmente Fiesta y Focus, nos han puesto en una buena posición para esta nueva dinámica del mercado", explicó Mulally.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?