Revista Dinero

| 5/23/2013 11:22:00 AM

Ford anuncia el cierre de fábricas en Australia en 2016

El fabricante de coches Ford cerrará sus dos plantas de fabricación en Australia en octubre de 2016, lo que supondrá la pérdida de unos 1.200 puestos de trabajo.

El director ejecutivo de Ford Australia, Bob Graziano, anunció la medida tras revelar pérdidas de 600 millones de dólares australianos (579 millones de dólares o 451 millones de euros) en los últimos cinco años y de 141 millones (135 millones de dólares o 105 millones de euros) en el último ejercicio.

"Nuestros costes de producción son el doble que en Europa y casi cuatro veces los de Ford en Asia", dijo Graziano en Melbourne en declaraciones recogidas por la televisión ABC.

"Los números del negocio simplemente no cuadran, lo que nos lleva a la conclusión de que la producción no es viable para Ford en Australia a largo plazo", añadió el dirigente de la compañía.

La decisión supondrá el cierre de las plantas de Broadmeadows y Geelong, ambas en el estado de Victoria, en el sur del país, y pondrá fin a casi 90 años de fabricación de vehículos para Ford en Australia.

En Broadmeadows el constructor fabrica los modelos Falcon y el 4x4 Territory, mientras que la planta Geelong está dedicada a la fabricación de motores.

Ford, el tercer mayor fabricante de coches del país, emplea actualmente a unos 3.000 trabajadores en Australia donde, tras el cierre de las plantas de producción, quedarán unos 1.500 empleados dedicados a la importación y venta.

Graziano indicó que la empresa se vio forzada a tomar la decisión después de haber tomado "pasos significativos para reestructurar nuestro negocio y para ser rentables y sostenibles".

"A pesar de nuestros esfuerzos, nuestros productos de fabricación local continúan siendo no rentables mientras que nuestros productos importados sí que son rentables", señaló el dirigente de Ford.

El año pasado el Gobierno australiano concedió una ayuda de 34 millones de dólares a Ford para que mantuviera la producción "al menos hasta finales de 2016".

La fortaleza del dólar australiano y las elevadas tasas de exportación han mermado la competitividad del sector de la automoción en el país oceánico.

El mes pasado el principal competidor de Ford en Australia, Holden, filial de General Motors, anunció un recorte de 500 puestos de trabajo en sus plantas de Australia del Sur y Victoria debido a la caída de la demanda provocada por la apreciación del dólar local.

Ford comenzó la producción en Australia en 1925 con el Modelo T.

EFE/D.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×