| 1/24/2008 12:00:00 AM

Fondos soberanos piden a países ricos que no los demonicen

Los gerentes de los fondos acusaron en el Foro Económico Mundial de Davos a los países ricos de etiquetarlos como una potencial amenaza, cuando no hay evidencias de que desestabilicen la economía global.

Davos, Suiza_  Estados Unidos y otros países no deben demonizar a los fondos soberanos de riqueza, ya que han auxiliado a bancos norteamericanos en problemas, dijeron el jueves algunos de los responsables de esos instrumentos de inversión.

Un importante funcionario del Gobierno de George W. Bush negó que Estados Unidos mire con recelo a esos fondos de inversión controlados por los Estados y que en su mayoría pertenecen a gobiernos de Asia, el Golfo Pérsico y Rusia, pero dijo que su rápida expansión requería vigilancia.

Los gerentes de los fondos acusaron en el Foro Económico Mundial de Davos a los países ricos de etiquetarlos como una potencial amenaza, cuando no hay evidencias de que desestabilicen la economía global.

"Es como si los fondos soberanos de riqueza fueran culpables hasta que demuestren su inocencia," dijo Mohamed Al-Jasser, vicegobernador de la Agencia Monetaria de Arabia Saudita.

"¿Estamos creando un espantapájaros antes de destruirlo? Tenemos que ser cautos sobre eso," dijo Al-Jasser durante un panel de discusión al que asistieron numerosos líderes empresarios y políticos.

El encuentro de Davos ha estado dominado este año por los problemas en el sistema financiero estadounidense y por la discusión sobre si los fondos de inversión estatales y los miles de millones de dólares que estos están inyectando en los bancos son esenciales para calmar a los mercados.

Los fondos en manos de los Gobiernos han reemplazado a los fondos de cobertura y de inversión como uno de los principales jugadores de las finanzas globales en su estrategia para invertir sus enormes reservas en firmas occidentales, sobre todo en bancos en dificultades.

Pero esto generó temor a que intenten ganar influencia política o incluso amenazar la seguridad interna de los países.

El jefe de la Autoridad de Inversión de Kuwait (KIA por sus sigas en inglés), que inyectó 5.000 millones de dólares este mes en el Citi y en Merrill Lynch, destacó que todas las inversiones habían sido guiadas por principios comerciales y que los fondos soberanos no son diferentes de otros grandes grupos inversores.

"Todos este miedo sobre los fondos soberanos no tiene base real. ¿Por qué sólo los fondos soberanos deben ser regulados y no otros grandes inversores?," se preguntó Bader al Sa'ad, director gerente de KIA, señalando que este fondo ha sido accionista de la automotriz DaimlerBenz desde 1969.

Vigilancia
El funcionario estadounidense negó que Washington tema a los fondos soberanos. "En este momento, el tema es que están generando retornos de inversión más altos sin generar controversia política," dijo el subsecretario del Tesoro, Robert Kimmitt.

"Sin embargo, el crecimiento en el tamaño y el número de estos fondos es tal que se requiere vigilancia," dijo Kimmitt durante su exposición.

Los activos de los fondos soberanos alcanzarían los 12 billones de dólares para el 2015, casi el 10 por ciento del valor de todos los activos financieros del mundo.

El ministro de Finanzas de Rusia, cuyas firmas estatales de energía enfrentan obstáculos potenciales para invertir en la Unión Europea, pidió a los países que primero identifiquen la posible amenaza antes de elaborar reglas.

"No hay motivos para preocuparse, pero estamos discutiendo un código de conducta," dijo el ministro Alexei Kudrin durante el Foro.

"Hasta ahora, no hemos identificado nada negativo, pero ya estamos hablando sobre un código para protegernos. Primero definamos lo que podría darnos motivos de preocupación," sostuvo Kudrin.

 

 

 

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?