| 3/4/2009 12:00:00 AM

Fondo Santander tiene pedidos rescate por 97% de patrimonio

(MADRID)  El fondo de inversión inmobiliaria del banco español Santander, Santander Banif Inmobiliario, dijo el miércoles que en febrero recibió solicitudes de rescate de partícipes por 3.053,5 millones de euros (US$ 3.858 millones), equivalentes al 96,8 %de su patrimonio.

El pasado 16 de diciembre, Banif solicitó al regulador de valores español autorización para suspender los reembolsos a sus partícipes por dos años, lo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores aprobó, según un hecho relevante conocido el miércoles.

El fondo inmobiliario, el más grande del mercado español, afirmó asimismo que buscará la mayor concurrencia posible de manera de obtener los fondos necesarios para pagar los rescates a sus clientes y que probablemente el grueso de las ventas se produzca a partir del segundo semestre del 2010.

El fondo realizará un prorrateo entre los partícipes equivalente al 10%del valor a liquidar al 28 de febrero -1.374,31 euros- con un pago en dos partes, una el 9 de marzo y otra el 5 de mayo, equivalentes al 5 % del patrimonio.

Santander, dueño del ciento por ciento del capital de la administradora, ha asegurado que, en el caso de que el fondo no consiga los fondos necesarios para reembolsar el segundo pago, también equivalente al 5 % , suscribirá participaciones hasta el monto necesario para aportar la liquidez necesaria.

El banco afirmó que, en el caso de adquirir participaciones, las mantendrá durante todo el periodo de suspensión, aunque especificó que ya ha solicitado reembolso para las participaciones adquiridas en noviembre del 2008, equivalentes a un 3,42 %del fondo.

En su última valoración de activos, al 28 de febrero, el patrimonio del fondo se situaba en 3.153,17 millones de euros, un 7,51 % inferior a la realizada en enero.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?